2017: De Murillo a la Expo’92. Y en 2019…la Primera Vuelta al Mundo

Tras una campaña electoral de típicas promesas, eternos proyectos y algunas nuevas ideas, Sevilla parece aspirar a un cambio de aires después de cuatro años que han dado, por lo general, para pocas novedades en el ámbito municipal.

Murillo 2017

Murillo 2017

Murillo 2017

Algunas de esas novedades ha sido el ilusionante Año de Murillo para conmemorar el cuarto centenario del nacimiento de uno de los sevillanos más universales, idea que partió – no sin polémica- del Partido Popular y su alcalde saliente, pero que ha sido abrazado por el nuevo regidor, en contra del habitual espectáculo político donde un partido entrante demoniza toda propuesta del partido anteriormente al mando, ya sea una iniciativa positiva, negativa, que case con sus intereses o no.

Murillo 2017 propone una celebración de gran calado, con todas las Instituciones Públicas en el mismo barco y remando en el mismo sentido, que proyecte el patrimonio que el pintor sevillano ha brindado a la pintura universal. Todo ello aderezado de la necesaria iniciativa privada, que mediante patrocinios que hagan las veces de las veces de una inexistente Ley de Mecenazgo permita disponer de -parte de- la adecuada financiación que haga llegar a Murillo a buen puerto 400 años después.

25 Aniversario de la Expo’92

Murillo no estará solo, ya que 2017 puede ser un año muy significativo para Sevilla. En esa línea está trabajando también la sociedad civil, que tras un honroso 20 Aniversario de vacío institucional, busca celebrar el los 25 años de la Expo’92. Con ese objetivo viene trabajando la Asociación Legado Expo desde hace meses y así lo hizo saber el pasado mes en una convocatoria abierta a la ciudadanía donde buscaba pulsar la opinión pública y recoger propuestas.

Isla de la Cartuja

Isla de la Cartuja (Foto: Juan José Nogales)

Qué fue la Exposición Universal, qué nos dejó, qué desapareció conforme a los planes iniciales previsto, qué conservó Sevilla en contra de lo esperado, qué se ha abandonado y se ha perdido definitivamente por dejación de funciones, qué se está a tiempo de recuperar, qué es la Isla de la Cartuja actualmente…son preguntas para las que el común que la ciudadanía, ahogada en tópicos y leyendas urbanas, no tiene respuesta real y que un 25 aniversario supone una excepcional oportunidad para revertir esta situación. Para ello quizás sea necesario un adecuado punto de nostalgia pero una fuerte dosis de pragmatismo que combata la máxima de que una mentira mil veces repetidas (“la Cartuja está abandonada”) se convierte en verdad. Es innegable que la Isla de la Cartuja tiene mucho que mejorar -como todo barrio de Sevilla-, fruto, en parte, del excesivo abandono institucional que ha venido sufriendo y del estigma al que la prensa local y nacional la ha sometido, pero no son menos ciertos los 15.000 trabajadores y miles de estudiantes que pasan por allí a diario, o la facturación de las empresas allí instaladas, que permiten presumir de ser el segundo parque tecnológico del país. En todo ello, contarán con el apoyo que, en la medida las nuestras posibilidades, sevillasemueve pueda prestar.

Quinto Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra

Y las efemérides no terminan aquí. Hace ya cinco años sevillasemueve se adhirió a la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022, que tiene como objetivo impulsar un proyecto de estado que haga de Sevilla el epicentro de la conmemoración mundial que merece el quinto centenario de la primera Vuelta al Mundo, que partió del Muelle de las Mulas guiada por Fernando de Magallanes y arribó a nuestra ciudad tres años después con Juan Sebastián Elcano al mando. La Iniciativa, que ha pasado cuatro años con más pena que gloria ante el nulo interés real por parte del Ayuntamiento, espera reactivarse y llegar a tiempo a ese 2019 que recuerde la era en la que Sevilla fue la capital del mundo.

Sevilla 2019-2022

Sevilla 2019-2022

Estas son alguna de las oportunidades que Sevilla tiene ante sí para la presente legislatura. Puede elegir entre apostar decididamente por rememorar el honroso papel de nuestra ciudad en estos acontencimientos universales o, como va siendo demasiado habitual, dejar pasar el tren y seguir perdida en cuestiones supérfluas. Nosotros tenemos claro cual es el camino.