sevillasemueve reclama la SE-35: el cierre de la SE-30 por el norte de la ciudad

La asociación aboga por desbloquear un proyecto que abriría la puerta a regenerar la Ronda Urbana Norte y a desarrollar suelos industriales.

Leer informe completo: La necesidad del Paso Territorial Norte (SE-35)

La asociación ‘sevillasemueve’ defiende la necesidad de sacar del interior de la ciudad el intenso tráfico que divide a barrios como Pino Montano o Polígono Norte a través de la Ronda Urbana Norte, un viario urbano que sirve de cierre ineficiente a la circunvalación de la ciudad. ‘sevillasemueve’ reivindica la ejecución de la SE-35 por el norte de la ciudad y su conexión con la SE-30, abogando por la consecución definitiva de las infraestructuras recogidas en el planeamiento actual de Sevilla.

Futura SE-35 (Fuente: Elaboración propia)

Futura SE-35 (Fuente: Elaboración propia)

Beneficios de la SE-35 y el Paso Territorial Norte

La ejecución del Paso Territorial Norte, así recogido en el PGOU, que soluciona la comunicación sobre el Guadalquivir por el norte de la ciudad y su conexión con el Aljarafe, permite transformar la Ronda Urbana Norte en una avenida más humana y habitable, que gracias a la pacificación del tráfico rodado con la incorporación de zonas arboladas y bulevares, y a la mejora del tránsito peatonal y ciclista, consolida definitivamente este área como una de las mejores opciones residenciales de la ciudad. Así mismo, la puesta en carga de nuevos suelos industriales entre Pino Montano y el trazado de la SE-35, vendrían a propiciar nuevos desarrollos industriales imprescindibles.

“Por la Ronda Urbana Norte circulan más de 60.000 vehículos diarios, como en cualquier tramo de la SE-30, provocando accidentes, ruidos y problemas de salud a sus vecinos, actuando además de barrera entre barrios”, ha expresado José María Bascarán, presidente de ‘sevillasemueve’, que añadió que “aun siendo la Ronda Urbana Norte una avenida de la ciudad, en la práctica actúa como una vía interurbana que en muchos de sus tramos no tiene acerado ni carril bici, está pensada únicamente para el vehículo motorizado”.

‘sevillasemueve’ ha publicado en su web un detallado estudio donde se exponen los datos que justifican el cierre de la SE-30: evitaría que los vehículos que buscan la SE-30 desde el norte del Área Metropolitana entrasen a la ciudad por los barrios de San Jerónimo y Pino Montano o que los vehículos de paso tengan una vía más rápida y eficiente por el norte de la ciudad como alternativa solvente a entrar en la Ronda Urbana Norte. Según expone la asociación, eliminar este tráfico de la Ronda Urbana Norte debe ir acompañado de una reforma integral de esta avenida, reduciendo carriles de tráfico, ampliando y colocando aceras donde no las hay, creando un carril bici a lo largo de toda la avenida y revitalizando con nueva vegetación la zona.

“Este tramo de la SE-35 depende del Ministerio de Fomento, quien tiene pendientes numerosas inversiones en la ciudad. Existe ya un proyecto redactado para la infraestructura, y puede salir adelante con voluntad política e inversión”, argumentó Bascarán, indicando que “el proyecto también es necesario para servir a futuros desarrollos, como el nuevo barrio de Buenaire, que hace poco menos de un mes vio aprobado inicialmente su Plan Parcial”.

“Con ello queremos contraponer la necesidad de este tramo de la SE-35 con el que fue más polémico hace no demasiado tiempo, un tramo que fue justificado únicamente por la construcción de otro centro IKEA en las afueras de la ciudad”, subrayó el presidente de ‘sevillasemueve’, que concluyó reclamando que “tanto el Ministerio como las administraciones autonómicas y locales no olviden este necesario proyecto, al que la ministra Ana Pastor no se ha referido en ningún momento en sus recientes visitas a la ciudad”.

Un problema que no es reciente

La Ronda Urbana Norte aparece a raíz de las grandes obras que en 1992 pusieron al día la ciudad en materia de infraestructuras. Pocos años después, en 1994, ya se observaban las carencias del cierre en falso de la SE-30, y entonces, el ahora presidente de ‘sevillasemueve’, José María Bascarán, ya pedía en una carta al director publicada en ABC de Sevilla solucionar el problema conectando la SE-30 con la SE-20 y cambiando la tipología de esta ronda por la de una autovía:

El problema de la Ronda Urbana Norte ya existía en los 90, pocos años después de que echase a funcionar.

Carta al director de ABC de Sevilla