Petición de firmas: La Inmaculada vuelve a Sevilla

La Inmaculada vuelve a Sevilla

Desde la invasión francesa, en la que Sevilla fue víctima de unos de los mayores expolios de la historia de Europa, la ciudad se vio privada de una colección de más 400 valiosas obras de arte de reconocidos autores, tales como Murillo, que fueron cuidadosamente seleccionadas y robadas por el Mariscal Soult.

Aunque muchas de estas obras acabaron en manos privadas, otras fueron devueltas al Estado español en el pasado siglo XX. Sin embargo, los responsables políticos de la época decidieron que las obras no realizarían el camino de vuelta al completo, ya que dieron la bendición para ejecutar un segundo expolio: las obras de arte de origen sevillano quedaron finalmente en Madrid.

Desde entonces, el atropello ha pasado con más pena que gloria tanto para la sociedad como para los distintos regidores y responsables culturales de la Ciudad de Sevilla. Únicamente diluidas iniciativas de entes privados han intentado, sin éxito alguno, recuperar este importante patrimonio.

Ahora, aprovechando la oportunidad que la exposición “Murillo y Justino de Neve, el Arte de la Amistad” nos brinda para volver a disfrutar la Inmaculada de Murillo en su lugar original, Sevillasemueve quiere hacer un llamamiento a todos los actores implicados para reparar, finalmente, este atropello para con Sevilla, por ello instamos:

- Al Ayuntamiento de Sevilla, como representante máximo y custodio de la ciudad legítima propietaria y principal beneficiaria por la vuelta de las obras de arte, a que inicie y encabece las oportunas conversaciones para reparar este sibilino expolio, siendo máximo exponente del mismo el del lienzo de la Inmaculada de los Venerables.

- A la Junta de Andalucía, como administración que, a través de la Consejería de Cultura, más competencias aglutina en este campo, a que trabaje codo con codo para la consecución del objetivo último que persigue esta iniciativa.

- Al Gobierno Central, como actual propietario en funciones - a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes - y cómplice de la no devolución a Sevilla, a que inicie los trámites, de la mano con las administraciones anteriormente citadas, para la devolución a la ciudad de esta obra de arte, así como otras tantas. Sin bien decisiones tomadas durante la dictadura son comprensibles en el contexto de aquellos años en los que Madrid ocupaba el único lugar en las prioridades del gobierno, hoy día, en un Estado de Derecho amparado por la Constitución, no es comprensible que no se subsanen estas injustas decisiones pasadas que tanto afectaron a la cultura y patrimonio de nuestra ciudad.

- Al Patronato del Museo del Prado de Madrid, actual e ilegítimo propietario de la obras, a que reconozca el origen de la misma y asuma la falta de justificación para que hoy en día siga permaneciendo en Madrid; facilitando la devolución del patrimonio expoliado a Sevilla. Además, siendo conocido por todos el gran patrimonio atesorado por esta institución y no expuesto por falta de espacio, sobra decir que el lugar de la Inmaculada de los Venerables sería inmediatamente cubierto por otra obra de arte, sin menoscabo alguno del valor de la colección de este gran museo.

- Al Arzobispado de Sevilla y la Fundación Focus Abengoa, como propietario del Hospital de los Venerables, en primer caso, y gestor del monumento, en el segundo, a que también impulsen la iniciativa, ya que el lienzo de la Inmaculada se alojaría en este inmueble, para donde fue concebido y de donde nunca debió salir. Conocidas además la devoción y el simbolismo de la Inmaculada Concepción en Sevilla, el Arzobispado, como representante máximo de la religiosidad cristiana de la ciudad, contribuiría a recuperar parte de esa alma mariana hispalense que se fue con la obra. Por otro lado, conocido el compromiso que Focus mantiene con la cultura en general y la sevillana en particular, sobra exponer los motivos por lo que La Inmaculada estaría, quizás, en las mejores manos en cuanto a su guarda y custodia, garantizando la titularidad pública de la obra.

- A la sociedad sevillana, ciudadanos, empresas e instituciones, para, unidos en un frente común, movernos contra el injusto desprecio a Sevilla cometido siglos atrás y convalidado, por omisión, hasta nuestros días.

[signature]

Firmar
810 signatures

Comparte esto con tus amigos: