Un paseo por la evolución histórica de la Sevilla de Murillo

Conoce Mi Ciudad

[Rutas urbanas]

·

[Arenal - Campana]

·

[Todos los públicos]


A escasos meses de la celebración de IV centenario del nacimiento de B.E. Murillo, queremos enseñaros cómo era y evolucionó la Sevilla de esa época.
Tras el gran auge que tuvo Sevilla en el siglo XVI, como Puerto y Puerta de Indias, su evolución en los años siguientes fue creando las bases de la ciudad que hoy conocemos.
La ciudad hispalense, pasó de ser el punto de referencia económica y política del Imperio Español, a una de las ciudades en donde más se notó las pérdidas económicas, éstas causadas por las guerras transfronterizas de la monarquía española. En esta época donde se mezclaban las grandes fortunas de nobles, canónigos y artistas, crecía un muchacho, qué cambiaría el panorama artístico de la ciudad: Bartolomé E. Murillo.
Murillo supuso para Sevilla uno de los más fieles representantes de la vida popular de los niños picaros españoles, o el más importante pintor de Inmaculadas, qué de la mano de su amigo y canónigo Justino de Neve, consiguió mantener a gala el título obtenido por Sevilla como “ciudad mariana”. No solamente contaría con la colaboración de eclesiásticos, sino también de nobles importantes como Miguel Mañara, quién se encargaría de donar toda su fortuna a la ayuda de los más necesitados creando el Hospital de la Santa Caridad. Para esta gran empresa contaría con artistas de primer orden cómo fueron B.E. Murillo, Juan Valdés Leal y Bernardo Simón de Pineda. Gracias a ellos, consiguió presentar uno de los programas iconográficos religiosos más importantes y trascendentes para la ciudadanía ilustre de la Sevilla del siglo XVII.