La Junta presenta unos presupuestos “huérfanos de Cultura”

La consejera de Cultura, la cordobesa Rosa Aguilar, explicó esta semana en el Parlamento de Andalucía que su departamento recibirá por parte de los Presupuestos de la Comunidad en 2016 un total de 168.737.940 euros, un 3,6 por ciento más que el año pasado. Si bien el aumento de la inversión en la Cultura es siempre un motivo de alegría, diferentes colectivos, entre los que se encuentra sevillasemueve, señalan la timidez de la subida de la partida de Cultura así como el hecho de que esta partida solo supone el 0,54% del total del presupuesto. Un sector estratégico como la Cultura debe aspirar a una inversión más ambiciosa por parte de las administraciones.

money-515058_1920

En el caso concreto de la Provincia de Sevilla observamos que, al igual que pasó con los Presupuestos Generales del Estado, la Junta de Andalucía, al igual que el Gobierno Central, se olvida de proyectos esenciales para el sector. Si el gobierno de Madrid no destinó ni un solo euro a la reforma del Museo Arqueológico, la historia se repite con el ejecutivo andaluz. El Museo de Bellas Artes, según informó la consejera en sede parlamentaria, recibirá 150.000 euros en el próximo ejercicio, partida en la que están incluidos los gastos para el traslado de obras con motivo del IV Centenario del Nacimiento de Murillo. Nada se menciona del ya olvidado proyecto de convertir la casa de Murillo en un museo sobre el pintor. El edificio, en pleno barrio de Santa Cruz, es desde hace algunos años sede administrativa de la  Agencia Andaluza del Flamenco.

Una vez más, el Bellas Artes y el Arqueológico, equipamientos culturales de referencia de la ciudad de Sevilla y gestionados de manera conjunta por el gobierno autonómico y central, se quedan sin apoyo económico para los tan prometidos proyectos de reforma y ampliación.

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, situado en el Monasterio de la Cartuja, recibirá en 2016 algo más de 3 millones de euros. La Junta invertirá 4 millones en otro espacio de referencia del arte contemporáneo en nuestra comunidad, el Museo Picasso de Málaga. Estos modestos presupuestos contrastan con la ambiciosa inversión de la Junta en el buque insignia del Patrimonio andaluz: la Alhambra, el monumento más visitado de España, recibirá 27 millones de euros.

De manera paralela, el departamento de Rosa Aguilar, destina partidas a nuevos equipamientos culturales diseminados por las ocho provincias andaluzas: el Museo de la Aduana en Málaga, el Centro Lorca en Granada, el Museo de Camarón en Cádiz, el Museo Íbero en Jaén y uno de las iniciativas de referencia en el mandato de la ex alcaldesa de Córdoba, el Centro para la Creación Contemporánea de esta ciudad, que prevé ser inaugurado en 2016.

Otro de los proyectos en el que los colectivos profesionales y del mundo de la Cultura tienen puesto su foco es el programa Iniciarte. Este plan tiene como objetivo apoyar a nuevos creadores de nuestra comunidad. En el pasado tuvo su sede en la antigua iglesia de Santa Lucía de Sevilla, un espacio expositivo singular de similares características a el espacio Iniciarte de Málaga, en el Muelle 1 de la ciudad. La paulatina reducción de las partidas para este programa esencial para el impulso de los nuevos creadores, relegó a Iniciarte Sevilla a exposiciones puntuales en la Sala Santa Inés de la calle María Coronel. En 2016 Iniciarte recibirá apenas  165.000 euros. Todavía está por ver como se repartirá entre las diferentes sedes que este programa tiene en Andalucía.

En definitiva, los presupuestos que el Parlamento de Andalucía aprobará a finales de diciembre continúan con la línea de una modestísima apuesta por la Cultura, una de las principales fuentes de riqueza de nuestra tierra. Sevilla tendrá que dejar un año más en el cajón de los proyectos olvidados aspiraciones estratégicas para su desarrollo.

Desde sevillasemueve seguimos reclamando el desbloqueo por parte de las administraciones autonómica y central de proyectos clave. La ampliación del Museo de Bellas Artes y la reforma del Museo Arqueológico Provincial no pueden seguir siendo postergadas y necesitan de un respaldo presupuestario serio. Del mismo modo, esta asociación denuncia lo ridículo de la partida que se dedica al que debería ser un centro de referencia no para la ciudad, sino para toda la Comunidad Autónoma, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. La mayor parte de los 3 millones de presupuesto que la Junta dedica a este equipamiento son consumidos por el mantenimiento de un enorme edificio, el Monasterio de la Cartuja, que el CAAC comparte con otras instituciones como la UNIA o el IAPH, dejando a sus gestores un escaso margen de maniobra para la programación de actividades.

Además observamos con estupefacción como la Junta de Andalucía deja pasar oportunidades tan singulares como el IV Centenario del Nacimiento de Murillo para rescatar del olvido proyectos ya elaborados, como el del museo del pintor en la calle Santa Teresa.

 Por último, reclamamos un apoyo real a los profesionales de la Cultura de nuestra provincia que, con todas las dificultades actuales, sacan adelante proyectos que evidencian el talento de nuestra tierra y que no ven reflejados en estos presupuestos un soporte a sus iniciativas.