Sevilla Tourism Week: una gran iniciativa que no debe caer en saco roto

La pasada semana el Ayuntamiento estrenó una interesante iniciativa y arriesgada apuesta: Sevilla Tourism Week. Interesante por lo que supone sentarse a debatir y valorar qué turismo queremos en lugar de dejarse llevar por la actual tendencia alcista, y arriesgada por abrir este debate al ciudadano de a pie, a quien en ocasiones falta una conocimiento global de la ciudad y ofrece una visión limitada a su entorno más cercano.

Presentación de la Sevilla Tourism Week

Presentación de la Sevilla Tourism Week

El programa de la Sevilla Tourism Week fue de lo más variado, desde las nuevas tecnologías -en materias como smartcities o big data- aplicadas al turismo, hasta la organización de grandes eventos o las repercusiones de la llamada economía colaborativa, pero siempre con una idea central: la imagen de la ciudad, la marca que Sevilla proyecta al exterior.

La construcción de una marca es un trabajo constante, que requiere de una continuidad en el tiempo que permita obtener resultados del trabajo realizado, continuidad que en demasiadas ocasiones se ve truncado por decisiones políticas derivadas de cambios en las instituciones públicas.

En este sentido, tanto en profesionales -locales y visitantes- como en ciudadanos hubo un alto grado de coincidencia: la cultura y el patrimonio deben estar en la punta de lanza de la Marca Sevilla. No obstante, este patrimonio no puede basarse en Catedral, Alcázar, y Plaza de España, porque Sevilla puede y debe ir mucho más allá, lanzando otros espacios culturales. Aquí puede hablarse tanto de pequeños espacios como el Centro Mudéjar, actualmente “arrinconado” en el Palacio Marqueses de la Algaba, como de grandes centros culturales como el propio Museo de Bellas Artes, que está muy lejos de ser, no ya indispensable, sino ni siquiera interesante para el turista medio que nos visita.

Los grandes eventos son otros de los escaparates clave donde debe exponerse la ciudad con las oportunidades que llegan en los próximos años: Año Murillo, 25 aniversario de la Expo 92 o el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Todo ello sin desmerecer los diversos festivales que año a año van copando nuestra agenda cultural, sino sacar pecho de ella para tratar de desestacionalizar el turismo, tal como señalamos hace tres años con el “Otoño cultural”, idea con la que coincidió el Ayuntamiento llevando una campaña similar a FITUR en 2015.

Pero Sevilla tiene mucho más que ofrecer. Tras la cultura y el patrimonio se sitúan segmentos como el turismo gastronómico, deportivo o el idiomático; o adaptarse a enormes mercados como el árabe o el chino.

Enfoque ciudadano de la Sevilla Tourism Week

Pero no todo tiene una lectura turística, ni conviene apostar todo a la carta del turismo: también se habló largo y tendido sobre la necesidad de aprovechar el río, que con grandes carencias urbanísticas padece también el desaprovechamiento turístico, al igual que zonas fuera del centro histórico que pueden ser de gran interés para quienes nos visitan.

La Sevilla Tourism Week ha servido incluso para invocar a la temida masificación turística, de la que Sevilla aún está muy lejos -en algunos aspecto incluso será imposible llegar por meras cuestiones físicas- y que sorprendentemente ha sido sobre lo que más se ha hablado estos días en la prensa local.

Pero si hubiera que reducir las jornadas de alguna forma, ésta sería el “turismo de experiencias”, que sin duda copa la tendencia actual de turistas y viajeros, quien cada vez huyen más del “catálogo” para buscar un mayor y mejor contacto con la ciudad.

En resumen, una gran apuesta del Ayuntamiento para tratar de construir la Marca Sevilla sobre una sólida base, que sirva no sólo para captar turismo, sino también inversiones extranjeras que aporten valor a la ciudad, que faciliten nuevas conexiones aéreas y que gracias a la mejora de comunicaciones propicien también nuevas oportunidades comerciales para nuestro sector empresarial en general.

Esta semana el Ayuntamiento ha emitido sus propias conclusiones de la Sevilla Tourism Week, repletas de ideas que a buen seguro serán tenidas en cuenta por lo profesionales del Consorcio de Turismo, que tan buena predisposición han mostrado estos días para obtener lo mejor para la ciudad. Desde sevillasemueve no podemos más que apoyar iniciativas como esta, esperando que el trabajo haya merecido la pena y se plasme realmente en una exitosa estrategia turística.