sevillasemueve pide reevaluar las podas y talas sobre el arbolado

El árbol urbano se ha convertido en un objeto central de la gestión urbana. Su importancia ha ido creciendo con el tiempo, a la par que la preocupación por el cambio climático, la contaminación atmosférica, el mantenimiento de la  biodiversidad, etc… El verde urbano ya no es sólo un elemento ornamental, sin una garantía de vida y salud en la ciudad. La ciudadanía ya no ve el árbol como mobiliario urbano, ni como objeto decorativo, sino como un ser vivo, que acompaña nuestra vida en la urbe y nos regala frescor, limpia el aire, cualifica los espacios públicos, hace que merezca la pena estar en la calle. Hay una sensibilidad muy especial, y muy razonable, respecto al valor del arbolado urbano en conjunto, y de cada árbol, en particular. Si no entendemos que árboles con muchas décadas de vida forman parte de nuestra memoria ciudadana, no entendemos la ciudad.

Talas en avenida de Cádiz

Talas en avenida de Cádiz

Por eso resulta muy preocupante que por parte de los responsables municipales de la gestión de este bien urbano, se haya organizado y puesto en marcha un amplio programa de talas y de podas extremas en pleno verano, sin el necesario (y obligado en una sociedad democrática) esfuerzo de transparencia, información y contraste de pareceres en un bien tan sensible como nuestros árboles.

Actualmente existen instrumentos de participación y mecanismos de comunicación, que deberían haber sido activados en ésta, como en otras ocasiones, para que, sin oscurantismos ni prepotencia, las entidades ciudadanas y la ciudadanía en general pueda conocer las decisiones a adoptar.

Comprendemos perfectamente que un árbol en inminente riesgo de caida deba de ser tratado para evitar daños personales y materiales y que, por tanto, algunos tengan que ser talados. Lo que no comprendemos es por qué no se informa de ello a priori ni se da la oportunidad a otros puntos de vista técnicos y de búsqueda de otras soluciones.

Sin entrar en el detalle de las técnicas de arboricultura urbana, lo que si nos parece evidente es que los árboles enferman no por casualidad, sino mayormente por haber sido objeto de tratamientos y podas inadecuados durante muchos años.

En esta línea, en un encuentro mantenido ayer con la delegación municipal de Parques y Jardines, desde Sevillasemueve hemos solicitado al Ayuntamiento una nueva valoración sobre la conveniencia o no de acometer en esta época del año las decisiones tomadas hace meses, deteniendo las talas y podas que puedan ser pospuestas a épocas menos calurosas, con el objetivo de preservar la sombra en la medida de lo posible y para no dañar los árboles con nuevas podas salvajes a destiempo.

Además, y en la búsqueda de una necesaria transparencia, debe publicarse previamente el informe técnico que justifique, mediante estudio individual y pormenorizado, cada actuación prevista sobre el arbolado. Así mismo, es conveniente convocar con urgencia la “Mesa del Árbol”, de la que forman parte técnicos municipales, expertos y entidades ciudadanas, para debatir y consensuar la aplicación de este plan de talas y podas.

Por último, no menos importante es hacer públicos todos los detalles del plan de replantación que necesariamente debe llevarse a cabo a partir de otoño: especies a plantar, número de ejemplares y ubicación de cada  uno, así como el calendario de actuación y su plan de mantenimiento, con especial atención al riego de los ejemplares plantados durante la etapa inicial. Sólo así puede garantizarse una gestión razonable y sensible del arbolado, evitando errores del pasado y actuales, que permitan caminar hacia una nueva manera de tratar a nuestros árboles, acorde con técnicas más avanzadas y adecuadas y una mayor sensibilidad medioambiental en una ciudad que aspira a ser Capital Verde Europea.

Desde sevillasemueve estamos convecidos de que estas medidas son básicas para conseguir una gestión del arbolado propia de tiempos actuales, con los necesarios valores de participación y transparencia que velen por la salud de nuestro patrimonio vegetal y por el medio ambiente en general.