Dilema en el Alcázar

La estampa diaria de quien pasea por las inmediaciones de la Plaza del Triunfo es una larga cola formada por quienes esperan para visitar el Real Alcázar de Sevilla.

Eliminar esta cola es el propósito que une a todos los responsables, pero también abre una nueva posibilidad y crea una debate para la Comisión de Patrimonio. Para ello la idea es trasladar los servicios de taquillas y recepción de visitantes, pasando las colas al interior del recinto, tras la Puerta del León.

Sigue leyendo