¿Hacia una solución definitiva para Atarazanas?

No es plato de buen gusto comprobar una y otra vez que cualquier plan, proyecto o actuación propuesta en la ciudad de Sevilla se transforma automáticamente en una cruenta batalla con posiciones encontradas que no ayudan en absoluto a la búsqueda de la mejor solución. Esta situación provoca un gasto de energía y esfuerzos, por no decir recursos, que no deberían ser necesarios, pero para ‘sevillasemueve’, cuando el resultado es positivo, provoca una gran satisfacción personal.

Vázquez Consugra expone su proyecto para Atarazanas

Vázquez Consugra expone su proyecto para Atarazanas

Sigue leyendo

Una demanda razonable para Atarazanas


En los próximos días los sevillanos podrán conocer el proyecto pergeñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra para la transformación en Centro Cultural del edificio de las Atarazanas. Mediante una exposición promovida por la Junta de Andalucía en el Colegio de Arquitectos de Sevilla, los ciudadanos conocerán las actuaciones en las que, en próximas fechas, consistirán las obras de recuperación del monumento.

Vista aérea de Atarazanas

Vista aérea de Atarazanas

Sigue leyendo

Atarazanas: necesitamos una explicación

Aunque para ser exactos, algunas más. Innumerables artículos, tribunas, opiniones y controversias nos acompañan en los últimos días sobre el nuevo proyecto para transformar las Atarazanas de Sevilla en un centro cultural.

Desde la Asociación ‘sevillasemueve’ deseábamos ofrecer nuestra visión y hacerlo desde una base sólida, huyendo de elucubraciones o de variadas referencias que no nos garantizaban un conocimiento real y exacto de las actuaciones previstas.

Vázquez Consuegra expone su proyecto para Atarazanas

Vázquez Consuegra expone su proyecto para Atarazanas

Sigue leyendo

Atarazanas, campo de batalla

Alfonso X el Sabio inició la construcción de las Reales Atarazanas de Sevilla en 1252 con un solo motivo: hacer la guerra. Al levantar esta fábrica de buques bélicos el monarca quería asegurar por vía marítima el control del valle del Guadalquivir que había conseguido su padre. Casi 800 años después los sevillanos seguimos teniendo en las Atarazanas un campo de batalla. En 2012 el primer proyecto del arquitecto Vázquez Consuegra para su rehabilitación fue desestimado por un conflicto entre Ayuntamiento y Junta. Tres años después, diferentes asociaciones conservacionistas recuperan el lenguaje bélico para mostrar su oposición al nuevo proyecto de rehabilitación del monumento.

caixaforum

Sigue leyendo

La movilidad en Puerta Triana

Obras en la Torre Pelli

Obras en la Torre Pelli

Nos dicen que el rascacielos de Puerta Triana estará acabado en quince días. Podemos esperar un poco más, sin duda, después de casi ocho años desde que se movieron las primeras tierras, allá por 2007. Es curioso, incluso irónico, ver en el día de hoy al entonces líder de la oposición (oposición del entonces Ayuntamiento, y oposición del entonces proyecto de Torre, se entiende) pasearse sacando pecho por esas diáfanas estancias que, más pronto que tarde, deben estar llenas de oficinas y camas de hotel… pero ese, sin duda es otro tema. Lo que sí es cierto es que los compañeros de sevillasemueve, los que han pasado y los que siguen, estamos de enhorabuena. Podrán seguir mintiendo y continuar afirmando que a esta humilde asociación (por no decir tiesa en lo económico) les paga y les financia Cajasol o laCaixa. Pero lo que es verdad es que, sin pesar de esa tiesura económica (tampoco hace falta más para defender nuestras ideas), estamos repletos de fuerzas y ganas por seguir aportando nuestro granito de arena al progreso de esta ciudad. Y, en ese sentido, en Puerta Triana no está todo, ni mucho menos, hecho.

Sigue leyendo

Sevilla no puede detenerse

¡Cómo pasa el tiempo! Hace cinco años, un 2 de Diciembre, vio la luz esta asociación a la que decidimos bautizar ‘sevillasemueve’. Nos movía principalmente la red completa de Metro, con vistas a plasmar nuestro parecer, al tiempo que preveíamos sucesivas polémicas en torno a la arquitectura contemporánea que comenzaba a asomarse a la ciudad.

Así, Metropol Parasol ha culminado una acertada revitalización de un deprimido espacio del centro. La torre de César Pelli sigue su camino tras superar el surrealista ‘trámite’ con el que una serie de personas pretendió seducir a la UNESCO enunciando mentiras como si fueran portavoces de toda la ciudad.

Algo parecido sucedió con la biblioteca de Zaha Hadid, donde el cainismo y el interés particular de un grupo de vecinos se encargó de despreciarla, a pesar de que en el Prado aún hoy sigue existiendo una parcela edificable según el PGOU vigente.

Pero nosotros seguimos tratando de mover a Sevilla. Espolearla en el eterno adormecimiento que volvió tras el 92, cuando nuestra ciudad y Andalucía, se pusieron al día tras el enorme déficit de inversiones e infraestructuras de décadas anteriores. Pasada la Exposición Universal, lejos de aprovechar el trampolín de lo conseguido, la ciudad se durmió de nuevo. Así, volvieron a castigarnos con la falta de inversión sin que a nadie pareciera importarle, ni a los sucesivos políticos en las diferentes administraciones, ni al ciudadano medio, conforme con todo mientras vea jugar sus equipos, tome una copa de manzanilla en la Feria de Abril o disfrute del procesionar de una cofradía en Semana Santa. Todos ellos son Sevilla, pero Sevilla es y debe ser, mucho más.

Sevilla, como ciudad y área metropolitana, ¿hacia donde camina? Pasan los años y seguimos atascados en los mismos problemas. Algo se ha mejorado en transporte, el éxito de la red de carriles bici y de la línea 1 de Metro es irreprochable, pero las demás soluciones, viendo la actitud de la Junta de Andalucía con Sevilla, ni están ni se las espera. Para colmo de males, esta semana vemos que, a pesar de que los proyectos de las líneas 2, 3 y 4 llevan años redactados, el alcalde de Sevilla aceptaría tramos en superficie. A nadie se le escapa la falta de financiación, pero hay que ser consciente de que asumir esos cambios supondrá sacrificar la movilidad del futuro, debido al notable descenso de la velocidad comercial y las trabas urbanas que ello generaría.

Nada se sabe de otros grandes proyectos como el dragado, donde las administraciones implicadas naufragan sin mover un dedo, la nonata Ciudad de la Justicia o la culminación de la SE-40 y otras vías imprescindibles, o la histórica conexión ferroviaria que impulse el aeropuerto. Atrás quedaron otros, como la huida de ‘laCaixa’ de las Reales Atarazanas, que ahora continúan abandonadas a su suerte, o la conmemoración del V Centenario de la primera Vuelta al Mundo, que zarpó desde la ciudad en 1519 y entorno a la que nos unimos diversas entidades de la sociedad civil sin que haya trascendido mayor apoyo institucional que alguna palmadita en la espalda.

Sevilla no tiene un rumbo claro, las inversiones se buscan a impulsos sin saber qué se persigue como ciudad. Lo mismo da un par de mercados gourmet, un parking subterráneo, un Museo de las Tradiciones Sevillanas, unos astilleros, un Paseo del Arte y su piscina fluvial, etc. Al tiempo, la terciarización de nuestra precaria economía se vende como un rotundo éxito al que no podemos renunciar, llámese IKEA, Primark o Costco, por citar algunos ejemplos.

Ahora cerramos los ojos y pensamos en el reciente anuncio de apertura de un Centro Pompidou en Málaga, que, eso sí, a golpe de talonario y con el adecuado apoyo institucional, ha creado en los últimos años una destacada oferta cultural donde antes existían discretos atractivos. Damos la enhorabuena desde aquí y reflexionamos: ¿por qué Sevilla es incapaz de marcarse objetivos claros y definidos, más o menos ambiciosos, y desvivirse por conseguirlos? ¿Por qué los objetivos y metas de esta ciudad varían tanto en tan poco tiempo y terminan, habitualmente, haciendo aguas? ¿Podemos o debemos hacer algo por mejorar o cambiar las cosas?

Con ese objetivo, un día decidimos unirnos sociedad civil y entidades culturales para retomar la Noche en Blanco, con repetidos éxitos en sus dos ediciones, donde tampoco quisieron ir de la mano todos las administraciones, siendo especialmente significativo el cerrojazo de los museos durante el evento. Eterno parece el estancamiento de nuestra pinacoteca, que sigue marginada sin el impulso institucional y político que debiera convertirla en referente de la cultura no sólo de Andalucía, sino de España.

Como muestra de lo que exigimos a nuestros responsables políticos, hemos tendido la mano en busca de objetivos comunes. Así, participamos en la creación de la Asociación Sevilla Por el Metro o patrocinamos la muestra Recuerdos de una Exposición Universal: 1992-2012, enmarcada en el programa de la Asociación Legado Expo Sevilla para el 20 Aniversario de Expo’92. También hemos contribuido en causas como la iniciativa de Sala Cero Teatro y el arquitecto Juan Ruesga por proteger el Teatro Cervantes y otras muestras del patrimonio de nuestra ciudad.

Sevillasemueve cumple un lustro defendiendo, con espíritu crítico y constructivo, que otra Sevilla es posible. Llevamos años trabajando codo con codo con todos los agentes implicados en busca del progreso económico, social y cultural de la ciudad. Esto no significa renunciar a nuestra valiosa historia, pero somos conscientes de que una ciudad no es más que el paso de los siglos por ella, y el siglo XXI no puede ser una página en blanco para Sevilla.

No nos cabe duda de que para ello la ciudad debe levantarse y opinar. No es tiempo de vivir a remolque de entidades gubernamentales viciadas, debemos exigir una mayor compenetración donde la ciudad sea el fin último, pero debemos exigirlo activamente, no basta con ser un convidado de piedra. El movimiento se demuestra andando y nosotros seguimos nuestro camino, sumando a cuantos quieran remar desde este barco que mira a Sevilla con otros ojos.

Caixafórum, un caramelo envenenado

Reales Atarazanas de Sevilla: el frustrado Caixafórum

Reales Atarazanas de Sevilla: el frustrado Caixafórum

Esta bendita/maldita ciudad goza de gran experiencia en cuanto a desaprovechar oportunidades de todo tipo, pero donde sin duda obtiene el sobresaliente cum laude una y otra vez, es en los grandes proyectos. Sin volver la vista demasiado tiempo atrás podemos recordar el fallido proyecto Stirling en Nervión gracias a las batallas políticas, el nonato puente gemelo del Alamillo por falta de inversión pública o la demolida biblioteca universitaria del Prado cuando unos pocos y la Justicia pasaron por encima del interés general de la ciudad. Pero la lista no para de crecer y ahora habrá que sumar las Atarazanas.

No hace mucho tiempo nos felicitábamos porque cuando Cajasol anunció que pretendía transformar sus sedes en la Plaza de San Francisco y Sierpes en grandes centros culturales, una vez se produjese el traslado de su sede social a Puerto Triana, apareció “la Caixa” con su magnífico proyecto de rehabilitación del monumento del Arenal y su transformación en un Caixafórum para Sevilla. Un Caixafórum de primer nivel, el mejor de España… Sin duda la revitalización de parte del casco histórico de la ciudad iba a ser exponencial.

Sigue leyendo

Manifiesto de apoyo al Caixafórum Atarazanas

Un premio Pritzker, seis nacionales de arquitectura o artistas como Luis Gordillo o Carmen Laffón apoyan el manifiesto por el Caixaforum Atarazanas

Monsalvete y Fernández en la presentación del Manifiesto por Caixafórum Atarazanas

Monsalvete y Fernández en la presentación del Manifiesto por Caixafórum Atarazanas

La asociación ‘sevillasemueve’ (SEm) ha presentado hoy junto a la Iniciativa Sevilla Abierta (ISA) el manifiesto por el CaixaForum Atarazanas,
destacando que numerosas personalidades del mundo de la Cultura, las Artes y la Ciencia se han adherido al documento en respaldo del proyecto para la rehabilitación de las Reales Atarazanas para instalar CaixaForum.

El presidente de ISA, Eliseo Monsalvete, y el vicepresidente de SEm, Manuel Fernández, han explicado que entre los nombres que respaldan el proyecto de Vázquez Consuegra para las Reales Atarazanas se encuentra Rafael Moneo, premio Pritzker de arquitectura, considerado el nobel en este campo. Asimismo han sumado el respaldo de Emilio Tuñón Álvarez, Ángela García de Paredes Falla, Ignacio García Pedrosa, Carlos Ferrater Lambarri, Oriol Bohigas Guardiola o Francisco Mangado Beloqui, todos ellos premio nacional de Arquitectura.

La lista, que suma más de un centenar de nombres relevantes de la sociedad, incorpora a Mario Botta, director de la Academia de Arquitectura de Mendrisio, en Suiza, así como los arquitectos Juan Trías de Bes, Roberto Terradas Muntañola, Jordi Garcés, Antonio González Cordón o Antonio Carbajal Navarro, todos ellos de destacable relevancia en el panorama arquitectónico del Estado.

Sigue leyendo

Sevilla se despide del proyecto de Caixafórum Atarazanas

Caixaforum AtarazanasTal y como avanzó sevillasemueve la pasada semana, las trabas urbanísticas y los cambios de criterio en el seno del Ayuntamiento de Sevilla no suponían nada positivo para el proyecto de Caixafórum Atarazanas, la franquicia cultural de La Caixa. El paso del tiempo no es gratuito para la entidad financiera, que incluso recibió el ofrecimiento de la vecina ciudad de Málaga para trasladar allí el proyecto de Caixaforum.
De esta forma, los impedimentos surgidos en torno a la ansiada licencia de obras dejaban en stand-by el proyecto que el arquitecto sevillano Vázquez Consuegra diseñó para rehabilitar las Reales Atarazanas y poder abrirlas al público. Pasábamos de estar hablando del inminente inicio de las obras a la posibilidad de añadir Caixaforum a la lista de proyectos que Sevilla ha despreciado en los últimos tiempos.
Finalmente el paso no ha sido tan drástico, ya que, por ahora, podemos seguir diciendo que Sevilla tendrá un Caixaforum, pero parece que el proyecto cambiará el emblemático edificio del Arenal por el también emblemático, aunque en otro sentido, complejo Puerta Triana.

Sigue leyendo

Sevillasemueve exige a las administraciones la máxima diligencia para sacar adelante el CaixaForum de Sevilla

Desde la Asociación Sevilla se Mueve queremos lanzar una llamada de atención a las administraciones públicas, responsables políticos y gestores culturales para sacar adelante el proyecto CaixaForum en las Reales Atarazanas de Sevilla.
El proyecto es fundamental, no sólo para el sector cultural de la capital de Andalucía, sino también para la economía de una ciudad que está sufriendo especialmente la crisis con la parálisis de sus principales proyectos e inversiones en todos los ámbitos ante la falta de financiación por parte de entidades públicas y privadas.
Por todo ello entendemos como un proyecto vital para el progreso cultural, económico y social de Sevilla la culminación del CaixaForum, máxime cuando es uno de los escasos proyectos que no contará con problema alguno de financiación y cuyo coste será además sufragado por una entidad financiera.
Casi cuatro años contamos ya desde que La Caixa nos envió las primeras señales sobre sus intenciones de construir un Caixaforum en nuestra ciudad. Una potente franquicia cultural de la entidad catalana de la que pocas ciudades disfrutan. Parecía entonces que Sevilla iba a ser la nueva privilegiada, y además doblemente premiada, ya que la construcción de esta dotación cultural iba a suponer la restauración y puesta en valor de una de las muestras más antiguas y significativas de nuestro rico patrimonio histórico: Las Reales Atarazanas.
El reto no era sencillo: quedaba por pasar el filtro que todo nuevo proyecto que aspire a desarrollarse en Sevilla debe superar.
Con tiras y aflojas concluyó el pasado mandato, sin acabar de vislumbrar la luz al final del túnel, pero transcurrido casi un año con el nuevo equipo de gobierno la situación pareció arreglarse. Urbanismo, tal como hiciera la Junta de Andalucía con anterioridad, dio el visto bueno al proyecto sin la necesidad de valorar un Plan Especial.
El inicio de las obras apuntaba a finales de este año, hasta que hace unas semanas Urbanismo se retractó, pidiendo, esta vez sí, el manido Plan Especial. El trámite no es un asunto baladí, ya que supondría meses de retrasos habida cuenta de los periodos de exposición pública y alegaciones a los que habrá que atenerse.
Estas idas y venidas no hacen sino enfangar el avance de la ciudad, que observa cómo poner en marcha cualquier proyecto en Sevilla es una agotadora prueba de paciencia. Rara es la iniciativa que se desarrolla sin imprevistos, sin alguna traba administrativa u oposición de algún grupo de ciudadanos.
Recientemente ya hubo un inversor que finalmente se dio por vencido: la multinacional Decathlon. En el propio campo de la cultura, diversos proyectos de los últimos años fueron desechados por el mismo Ayuntamiento, otros aguardan en algún cajón, y otro, quizás el más sonado, acabó recalando en la ciudad de Málaga, donde
Carmen Thyssen decidió finalmente exponer su colección, dejando a Sevilla en la cuneta.
El panorama actual no es demasiado alentador. Tras meses de incertidumbre y cambios de criterio en el gobierno municipal nos encontramos con un proceso parado, sin aparente actividad. Mientras tanto, los rumores de un hipotético traslado del proyecto a otra ciudad van in crescendo, y en la Costa del Sol no parecen verlo con malos ojos.