Puerta Triana. Entre la piqueta y el indulto.

La conclusión de la polémica Torre Pelli, ya en proceso de comercialización y a la espera de conocer si es posible ubicar un hotel en sus plantas superiores, ha dado lugar a otro affaire no menos polémico: la reurbanización de su entorno. Este nuevo proyecto comprende el espacio público entre el propio complejo del rascacielos y el río, lo que en su día fuera Puerta del Guadalquivir, una de las entradas del recinto de la Expo’92.

Puerta Triana

Puerta Triana

Sigue leyendo

2017: De Murillo a la Expo’92. Y en 2019…la Primera Vuelta al Mundo

Tras una campaña electoral de típicas promesas, eternos proyectos y algunas nuevas ideas, Sevilla parece aspirar a un cambio de aires después de cuatro años que han dado, por lo general, para pocas novedades en el ámbito municipal.

Murillo 2017

Murillo 2017

Sigue leyendo

El Palenque, otra oportunidad perdida

La pasada semana, años después, volvíamos a tener noticias de la parcela donde hasta hace 6 años se levantaba el colosal “Palenque”, uno de los espacios de más vida durante la Expo’92. A pesar de su carácter efímero, Sevilla supo sacar partido en años posteriores no sólo a éste, sino hasta a 10 pabellones efímeros que lejos de ser derribados tras cumplir su misión en la Exposición Universal se han reutilizado y hoy mantienen un uso empresarial.

Render del proyecto de Richard Rogers para el centro empresarial en la parcela de El Palenque

Render del proyecto de Richard Rogers para el centro empresarial en la parcela de El Palenque

Pero al Palenque, debido a la casi total ocupación a la que apuntaba la Isla de la Cartuja a final de la década pasada, le llegó su hora para dar paso a un singular centro de empresas firmado por el prestigioso arquitecto Richard Rogers, ganador del premio Pritzker en 2007. El Ayuntamiento de Sevilla cambió la calificación de la parcela, de propiedad municipal, para permitir a AGESA (la Sociedad Gestora de los activos heredados de la Exposición Universal, entre cuyos objetivos se encuentra sacarles partido económico) la construcción de este nuevo edificio, pero tras el incumplimiento de los términos acordados entre ambas instituciones la corporación municipal reclamó la devolución de la parcela si no se acometía el proyecto.

La crisis y los plazos han llevado a AGESA, ahora dependiente de la Junta de Andalucía, a reducir las expectativas del proyecto inicial para conservar a toda costa los derechos sobre la parcela. La autoría del proyecto se desconoce, pero del presupuesto puede deducirse que Sevilla pasa de sumar una nueva edificación singular firmada por tan prestigioso arquitecto a construir un insulso edificio de una planta que poco o nada aportará, ni a nuestro catálogo arquitectónico ni a los espacios productivos en el Parque Tecnológico.

Bien es cierto que el Ayuntamiento está en su total derecho de reclamar una parcela de su titularidad si AGESA, tal como se acordó en su día, no hace uso de ella. También hay quien quizás pueda entender que AGESA decida construir cualquier cosa para no perder los derechos sobre la parcela. Pero lo cierto es que el resultado final será que los 40 millones de inversión se reducirán ahora a 3 millones, que los 44.000 metros cuadrados distribuidos en 5 plantas pasarán ahora a 2.000 en una sola planta y que las 450 plazas de aparcamiento en tres plantas bajo rasante se limitarán a 60 en un solo sótano. Huelga decir que la recaudación municipal derivada de la construcción del edificio también se reducirá drásticamente.

Ante las circunstancias excepcionales derivadas de la profunda crisis económica que sufre nuestro país, ¿qué necesidad hay de romper la lealtad institucional para que el Ayuntamiento de Sevilla exija en un caso así el celoso cumplimiento de una norma (la “obligatoriedad” de construir) que lleva años en suspenso debido a la crisis? ¿Qué necesidad tiene AGESA de dar uso a una parcela sin importar la manera? ¿Qué necesidad tiene la ciudad de construir en ese solar en este preciso momento?

Como en tantos otros casos, las preguntas tendrán difíciles e incómodas respuestas, pero manteniendo una máxima demasiado común últimamente: “entre unos y otros, quien pierde es Sevilla”.

Vente al 20

Descargue el documento adjunto con toda la información de la programación de este fin de semana
Enlace

venteal20

Hace veinte años, Sevilla celebró el más importante acontecimiento que podemos recordar en la Historia reciente, y no tan reciente, de nuestra ciudad. Un espacio expositivo y multicultural que, batiendo muchos records y creando tendencia, nos colocó durante seis meses como capital del mundo y cuya onda expansiva benefició a toda Andalucía en forma de autovías, ferrocarriles o terminales aeroportuarias.

Eso ya pasó, ahora es tiempo de vivir el presente, de recordar lo vivido y lo que hoy ya no tenemos, pero también es tiempo de reconocer lo que tan magno evento nos legó. Hoy en día podemos presumir de tener en Cartuja93 un parque científico y tecnológico puntero en investigación y a la cabeza del país en facturación y que actualmente está cercano a su colmatación.

Con este objetivo, la Asociación Legado Expo Sevilla lleva meses trabajando en la conmemoración de esta efeméride. Comienzan este fin de semana, el acto central serán las visitas guiadas que miembros de la asociación ofrecen de forma altruista a toda persona que desee conocer y recordar la realidad de la Isla de la Cartuja, relacionando pasado, presente y mirando al futuro. Las visitas comenzarán a las 10:00 en horario de mañana y a las 16:00 en horario de tarde. Desde sevillasemueve invitamos y animamos a todos los sevillanos a asistir y a conocer uno de los motores económicos de la ciudad.

sevillasemueve te invita al Vigésimo Aniversario de la Expo92

veinte aniversarioHace casi veinte años, Sevilla quiso dar un paso más en su larga historia, marcar un nuevo hito en el tiempo que fuera visible por todo el planeta, volver a estar de nuevo en el mapa, en el centro de todas las miradas. Fue el 20 de Abril de 1992 cuando se inauguró la Exposición Universal de Sevilla, dando paso a seis meses de celebraciones y acontecimientos de los que ahora podemos sentirnos orgullosos por lo que fue y por los posteriores beneficios que trajo para la ciudad.

El evento supuso la más importante transformación y modernización de la ciudad, no sólo en los aspectos tangibles (nuevas infraestructuras y equipamientos propios de una ciudad de su época) sino que también supuso un revulsivo en el inconsciente colectivo, abriéndolo a nuevas y más abiertas corrientes en ámbitos como la arquitectura, el urbanismo o el medio ambiente urbano.

Con el paso del tiempo, la herencia de la Expo ha seguido diversos caminos. Algunos pabellones fueron el germen de lo que hoy es el Parque Tecnológico, otros fueron desmantelados, unos pocos quedan hoy pendientes de uso. Las esculturas y mobiliario urbano son un caso similar: algunos elementos desaparecieron para siempre, otros perduran en el tiempo clamando por su recuperación y puesta en valor para la ciudad a la que llenaron de orgullo.

Hace dos años nace la Asociación Legado Expo con el claro objetivo no de perder nada más de lo que existía en la Isla de la Cartuja. Como hiciera sevillasemueve, la sociedad civil decidió ponerse a trabajar para con la Ciudad.

Tras meses de preparación, Sevilla celebrará el Vigésimo Aniversario de la Expo92, y mañana sábado la Asociación Legado Expo presenta su proyecto a todos los ciudadanos que deseen conocerlo y ser partícipes. Para mayores y pequeños, para los que vivieron la exposición en primera persona y los que no, para los que la recuerdan y los que quieren conocerla.

Como asociación invitada, desde sevillasemueve queremos extender a nuestros seguidores la llamada a la participación. Os esperamos el sábado día 18 a partir de las 11 de la mañana en el Auditorio del Pabellón de la Naturaleza (Isla de la Cartuja).