‘Sevillasemueve’ pide a la Junta que “abandone el ninguneo a la ciudad” y tenga una posición “clara” sobre el Metro de Sevilla

Critican que la Junta “lleva años” poniendo “palos en las ruedas” y apuestan por avanzar en la red y piden “plazos” para la “construcción de tramos”

La Asociación ‘Sevillasemueve’ pide a la Junta de Andalucía que “abandone el ninguneo a Sevilla” y tenga una posición “clara y definida” sobre el Metro.  Así lo ha manifestado la entidad tras conocerse la intención de la administración autonómica de “revisar” los proyectos constructivos ya realizados para el resto de líneas del suburbano hispalense, estudiando su posible sustitución por tranvía o buses. Para Sevillasemueve, “estas decisiones políticas ocultas de la Junta, consuman un ninguneo y una traición a Sevilla”.

CABECERA_TEMPORAL

Sigue leyendo

La Noche en Blanco celebrará su quinta edición el 7 de octubre

La organización del evento, consolidado como escaparate cultural de Sevilla, inicia esta semana los contactos con los participantes, tras meses de conversaciones con responsables de Junta y Ayuntamiento. Se pretende incrementar espacios y actividades y superar las 65.000 visitas.

La Noche en Blanco, organizada por la Asociación ‘sevillasemueve’ cumple este año su quinta edición consecutiva y lo hará volviendo a sacar a la calle a miles de sevillanos y turistas para disfrutar de la cultura el viernes 7 de octubre.

Colas registradas en el Castillo de San Jorge en la última edición / José Carlos González

Colas registradas en el Castillo de San Jorge en la última edición / José Carlos González

Sigue leyendo

La Junta presenta unos presupuestos “huérfanos de Cultura”

La consejera de Cultura, la cordobesa Rosa Aguilar, explicó esta semana en el Parlamento de Andalucía que su departamento recibirá por parte de los Presupuestos de la Comunidad en 2016 un total de 168.737.940 euros, un 3,6 por ciento más que el año pasado. Si bien el aumento de la inversión en la Cultura es siempre un motivo de alegría, diferentes colectivos, entre los que se encuentra sevillasemueve, señalan la timidez de la subida de la partida de Cultura así como el hecho de que esta partida solo supone el 0,54% del total del presupuesto. Un sector estratégico como la Cultura debe aspirar a una inversión más ambiciosa por parte de las administraciones.

money-515058_1920

Sigue leyendo

La participación de la Junta en la Noche en Blanco aún en el aire

La asociación inició los contactos tras las Elecciones Andaluzas pero a falta de tres semanas para el evento aún no ha concretado si participará en esta edición

A fecha de hoy la Junta de Andalucía no ha concretado aún si participará o no en la próxima edición de la Noche en Blanco que este año encara su cuarta edición organizada por la Asociación ‘sevillasemueve’ y tendrá lugar el 2 de octubre.

Noche en Blanco 2015

Sigue leyendo

Quítense las caretas

Metro vs Tranvía

Últimamente, tanto en el Ayuntamiento como en la Junta, asistimos a un tira y afloja entre gobierno y oposición con las líneas 2, 3 y 4 del Metro de Sevilla de por medio. Sendas peticiones sobre un compromiso real con el proyecto y su carácter subterráneo han sido rechazadas en ambas cámaras, y no sólo eso, si no que para “más inri”, desde la Junta, aducen que el proceso está siendo transparente y que cumple los plazos.

Las mentiras tienen las patas muy cortas. Es bien fácil comprobar que un proyecto que se adjudica en Octubre de 2007 con una ejecución prevista de 24 meses si que ha incumplido plazos. Es bien fácil ver que unos proyectos que no han sido debatidos por la ciudadanía y que tampoco parecen que vayan a serlo en un futuro, tal y como en su día prometió la Junta, no es un proceso transparente.

Desde el Ayuntamiento las cosas no pintan mucho mejor. Ahora, de Celis argumenta, en su rechazo a la proposición, importantes problemas de tráfico, algo que no apreció en su día, cuando acordaron con la Junta la construcción de las 3 líneas de forma simultánea. Y todavía llega aún más lejos, al apostar por el consenso con los vecinos a la hora de adoptar un tipología u otra, sin darse cuenta, o querer darse cuenta, de que un solo hipotético tramo en superficie hipotecaría toda la red del suburbano de Sevilla de por vida.

En resumen, ambos gobiernos continúan pasándose la pelota de un tejado al otro sin que nadie sea capaz de esclarecer nada. ¿A qué será debida esta situación? ¿Será tal vez a que los proyectos no responden a la tipología de metro subterráneo que la ciudad necesita y que fue demandada en su día por el gobierno local? ¿O quizás a que el partido del gobierno, actualmente en horas bajas, teme las consecuencias electorales derivadas de un metro en superficie, lo cual podría llevarle a perder la alcaldía de la cuarta ciudad de España e incluso la presidencia de la Junta? ¿O acaso no saben realmente cómo contar a la ciudadanía su decisión de ejecutar una Red de Metro con tramos tranviarios y estén esperando a hacerlo entre las fiestas de primavera, cual sábado santo rojo, cuando la actualidad informativa de la ciudad esté centrada en otros menesteres?


Consecuencias de cambiar Metro por Tranvía

Consecuencias de cambiar Metro por Tranvía

¿Por aquí cabe un tranvía?

La red de Metro de Sevilla, a pesar de ser solo un embrión, ya se debate entre la vida y la muerte. Gracias a la incompetencia política de los gobiernos responsables, Junta y Ayuntamiento, corre el riesgo de nacer mutilada y arrastrar importantes lastres que la llevarían a resignarse a no ser más que una red de transporte publico ineficaz e insuficiente para una ciudad como Sevilla, sumida en el caos circulatorio y el déficit de transporte publico de calidad.

Viendo la poca seriedad con que se está tratando el proyecto, podríamos pensar que realmente no tienen demasiada importancia, pero lo cierto es que es aquí donde se plasmará algo básico para tener una red de transporte público efectiva o no: su carácter subterráneo o superficial.

Actualmente ya disfrutamos de la L1, una línea que, salvo políticas de gestión y explotación, es capaz de dar un servicio impecable en cuanto al flujo de pasajeros se refiere, con una velocidad media, incluidas paradas en estaciones, de unos 30km/h, puntas de hasta 70km/h, sin contaminación acústica (salvo en los tramos en superficie), sin riesgo de incidencias por causas externas y un sinfín de características que lo hacen posible

Imaginémonos ahora que, ya sea la L1 o cualquier otra, fuera superficial. De entrada, la velocidad comercial media se vería gravemente afectada, no solo por la limitación de velocidad máxima de 50km/h, si no porque estaría gravemente expuesta a multitud de obstáculos en la vía que den lugar a interrupciones del servicio.

Y es que, al circular en superficie, tendría que lidiar con peatones en zonas colindantes a las vías, con vehículos privados sumidos en caos circulatorio de la ciudad, sobre todo en los cruces de las grandes avenidas, con manifestaciones y concentraciones ciudadanas y con algo que no puede pasar desapercibido: las cofradías en Semana Santa, que por si solas serían capaces de guillotinar toda una red de transporte en una de las semanas del año en que mas necesario se hace un transporte público de calidad.

A todo esto habría que sumar los importantes daños estéticos que supondrían las catenarias a lo largo de su recorrido, así como los acústicos, como sucede actualmente en el tramo aljarafeño donde la L1 circula en viaducto junto a zonas residenciales.

Igualmente sufriríamos otros perjuicios colaterales: la necesaria reducción de carriles para el tráfico rodado en aquellos puntos donde el Metro circule a modo de tranvía. Miedo da imaginarse un tranvía por lugares estrechos y colapsados como la Ronda Histórica, la Ronda Pío XII o la avenida de Reina Mercedes, grandes bulevares que podrían ser destrozados, como en Sevilla Este, Bellavista o la Ronda del Tamarguillo, o grandes vías de entrada a la ciudad que podrían ser reducidas a simples calles, como la avenida de La Palmera, avenida Juan Pablo II o la zona de Puerta Triana.

En resumen, un atentado que una ciudad necesitada de transporte no se puede permitir, y menos todavía si es por el complejo político de invertir en la capital de Andalucía.