Sevillasemueve pide soluciones reales a la movilidad en la Cartuja

 Texto completo de las alegaciones presentadas

La Isla de la Cartuja, una vez pasada la celebración de la Exposición Universal de 1992, que le dota prácticamente de todas las infraestructuras actuales, termina por consolidarse convirtiéndose en Parque Científico Tecnológico, un referente económico de la ciudad: 10% del PIB local y más de 15.000 trabajadores de empresas dedicadas, principalmente, a la innovación, la tecnología y la investigación, así como de varias sedes de la Universidad de Sevilla, que superan los 10.000 estudiantes. Dejando a un lado el debate sobre la necesidad de explotar como imagen de ciudad uno de los parques científicos y tecnológicos más potentes del país, es necesaria una política clara y decidida de movilidad, que solvente los problemas actuales y prevenga de males futuros.

Recreación del proyecto de nuevo puente. Fuente El Correo de Andalucía

Recreación del proyecto de nuevo puente. Fuente El Correo de Andalucía

Actualmente, nos encontramos con una Isla de la Cartuja con un agudo problema de aparcamientos, que se ve acrecentado por una mala implementación del transporte público: dos líneas de autobús de TUSSAM – que en la práctica es una sola-, una línea de Cercanías Renfe donde circula un solo tren a la hora y sin perspectivas de ver llegar el Metro a medio plazo. Ninguna de las tres Administraciones implicadas (Estado, Junta y Ayuntamiento) han sabido dar la respuesta necesaria al problema. Una respuesta que debe ser cohesionada y con el objetivo de remar en una misma dirección.

En las últimas semanas, la discusión se ha centrado en dos aspectos. El más polémico, la intención de la Gerencia Municipal de Urbanismo de construir un nuevo puente sobre el río, que uniría la calle Torneo y el Pabellón de la Navegación. Los empresarios, por su parte, centran sus peticiones únicamente en el incremento de aparcamientos para vehículos privados. Una petición absolutamente inconsciente a la vista de la inexistencia de espacio físico para crearlos.

Desde sevillasemueve invitamos a pasar página sobre la construcción del puente al que presentamos alegaciones en su momento, ya que, además de que debe preservar los edificios del entorno calificados como BIC y la visión del campo de regatas y requerir un diseño acorde con la estética del entorno, no consigamos que sea la solución más adecuada para las necesidades actuales. Por contra, proponemos un debate real y global sobre la movilidad en la Cartuja, con amplitud de miras, olvidando un modelo del pasado y apostando por un transporte digno del siglo XXI, acorde a la innovación de la que presume el Parque Tecnológico.

Partiendo del estado actual, la Cartuja necesita una mayor presencia de TUSSAM, prolongando o variando el recorrido de algunas líneas próximas a la isla, así como un verdadero aprovechamiento del Cercanías de Renfe, incrementando los servicios hasta, al menos, frecuencias de treinta minutos en hora punta, demanda que podría ser atendida perfectamente por el único convoy que realiza el recorrido, ya que su recorrido tiene una duración de 18 minutos.

La bicicleta, que tan notable desarrollo ha tenido en la ciudad, no puede quedar al margen. Aunque ya goza de una significativa presencia, debe aumentarse la disponibilidad del servicio público de alquiler, así como fomentar el uso privado desde las propias empresas, favoreciendo su uso con aparcamientos vigilados en los centros de trabajo.

Estas ideas no son más que unas pinceladas de lo mucho que falta por hacer en la Isla de la Cartuja en materia de movilidad y que sevillasemueve irá desgranando en las próximas semanas, confiando en que, de una vez por todas, las autoridades competentes sepan ver las necesidades reales y las posibles soluciones, que no tienen por qué pasar exclusivamente por potenciar el vehículo privado, como casi siempre se ha hecho.

Semana Europea de la Movilidad, ni está ni se le espera

Sevilla viene celebrando, a su manera, la Semana Europea de la Movilidad desde el año 2005. No ha faltado a ninguna de las citas de esta importante campaña de repercusión internacional, hasta hoy.

Aparcabicis en la avenida de la Constitución

Aparcabicis en la avenida de la Constitución

El año pasado, aparte de la visita a centros de control de transporte público y alguna ruta en bicicleta, el resto de la semana se centró en el coche eléctrico e incluso en ¡las scooters! y esto, viene ocurriendo independientemente del signo político del gobierno local. Una semana patrocinada, de coste cero.

Según la información que ofrece el portal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente como coordinador nacional de este evento:

“se trata de una campaña de concienciación dirigida a sensibilizar tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos sobre las consecuencias negativas que tiene en uso irracional del coche en la ciudad, tanto para la salud pública como para el medio ambiente, y los beneficios del uso de modos de transporte más sostenibles como el transporte publico, la bicicleta y los viajes a pie”

Pues bien, parece ser que en el caso de Sevilla la campaña debería centrarse en la concienciación dirigida a sensibilizar a sus responsables políticos, porque los sevillanos respondemos cada vez más y mejor: a la vista está el éxito del metro, el tranvía, SEVici o la red de carriles bici.

Mientras desde Londres, Copenhague y Bruselas, alaban el éxito conseguido con la implantación de los carriles bicis y la bicicleta pública en la ciudad, el Ayuntamiento calla y ni promueve ni explota la enorme publicidad internacional (y gratuita) que ofrece, mientras los sevillanos y habitantes del área metropolitana se vuelcan con la primera línea de metro o la ampliación del cercanías al Aljarafe norte, las administraciones (en este caso la Junta de Andalucía) congela proyectos básicos como los tranvías de Alcalá, Aljarafe y Dos Hermanas, las restantes líneas de metro, el Gobierno central obvia el doble sentido en el circular de cercanías (línea C4) o mantiene una ridículo tren cada hora a la Isla de la Cartuja (línea C2) o la implantación de un abono de transporte metropolitano. ¿Hacia dónde va la movilidad en Sevilla?

La derogación del Plan Centro, la desaparición de la oficina de la bicicleta, o no celebrar la Semana Europea de la Movilidad… nos ofrece una idea de la sensibilidad que tiene el actual consistorio ante una materia que incumbe a todos: cómo nos movemos, y su enorme influencia sobre la salud, calidad de vida, cohesión social y desarrollo económico de Sevilla.

Los ciudadanos, exigimos un compromiso a las administraciones públicas en material de movilidad. Celebramos el Plan Andaluz de la Bicicleta o la red de carriles bus que se implanta en la ciudad, pero no es suficiente. Sevilla no puede crecer, si no lo ambiciona. A la vista está que la movilidad tiene mucho de componente psicológico… en 5 años presumimos de pedalear como holandeses pero ¿qué mensaje se manda a la ciudadanía y a las instituciones europeas renunciando a celebrar la Semana Europea de la Movilidad?

Los siguientes pasos para la movilidad ciclista en la ciudad

Sevilla se ha convertido, en los últimos años, en una de las grandes capitales ciclistas a muchos niveles. Las cifras lo demuestran: 130 kilómetros de vías ciclistas urbanas, 70.000 viajes diarios en bicicleta, miles de abonados al sistema de alquiler público Sevici y, por si fuera poco, el reconocimiento internacional, que llegó hace unos meses, mediante el cuarto puesto mundial en el Índice Copenhagenize. Podemos afirmar, sin sombra de equivocación, que en nuestra ciudad se ha implantado una base ciclista de importantísima magnitud.

Movilidad ciclista: un día cualquiera llegando a la Barqueta...

Movilidad ciclista: un día cualquiera llegando a la Barqueta…

Todo empezó a mediados de la década pasada, con una primera inversión en la construcción de 70 kilómetros de vías ciclistas, que tejían una red de carriles bici coherente y que conectaban los tramos anteriores de carril que iban “de ningún sitio a ninguna parte”. Luego, varios años más tarde, vino otro paquete de kilómetros más de red secundaria que completaron la red, sumando esos 130 kilómetros. Fue un éxito para animar a la población a pedalear el modelo de carril escogido: una infraestructura completamente segregada del tráfico a motor, que aporta mayor seguridad al usuario al no tener que lidiar con vehículos a 50 km/h (¡o más!) compartiendo el mismo espacio en las avenidas de la ciudad. Mientras, además, fue avanzándose en el sistema de alquiler público, Sevici, que fue extendiéndose por la ciudad, así como otras interesantes iniciativas, como Bus+Bici, servicio que presta el consorcio de transportes en Plaza de Armas, que provee de una bici para moverse por la capital a los usuarios del transporte metropolitano que llegan a la estación de bus.

Sigue leyendo

El reto de la bici en Sevilla: el Área Metropolitana

Tras el éxito cosechado por el carril bici en la capital, toca el turno al extenso y poblado Área Metropolitana de Sevilla.

Nuestro Área Metropolitana tiene un enorme potencial pbiciara el uso de la bicicleta como medio de transporte. La entrada en servicio hace más de 3 años del carril bici a la Universidad Pablo de Olavide, puso de manifiesto que hasta desplazamientos de 10 km la bicicleta se presenta como un medio de transporte al alcance de prácticamente cualquiera.

Muchos son los vecinos de Camas, San Juan, o Montequinto que acceden a Sevilla en sus bicicletas a través de carriles bicis metropolitanos que conectan con la red de más de 120 km de la capital y otros tantos la compaginan con otros medios de transporte (Metro, Bus, Cercanías…). El éxito cosechado por el servicio de bicicletas BUS+BICI demuestra como la alianza de bicicleta y transporte público es altamente efectiva.

Pero el Área Metropolitana tiene muchos retos en materia de servicios e infraestructuras ciclista:

– Permitir el acceso a todas las bicicletas en cualquier franja horaria a los trenes de cercanías del núcleo de Sevilla (como ya se hace en Madrid desde el pasado año)

– Sentar las bases de un sistema de alquiler de bicicleta público a nivel supramunicipal. Por ejemplo: facilitaría la movilidad de los estudiantes de la UPO al integrar la Universidad y Montequinto, Dos Hermanas, Alcalá, en este sistema o los pueblos del Aljarafe que tienen sus núcleos urbanos prácticamente fusionados y no pueden ofrecer por separado este servicio.

– Conexión de Tablada con el Puente de San Juan de Aznalfarache salvando la SE 30 (vital para la conexión Aljarafe – Sevilla, ascensor del metro, etc)

– Ampliación de la red de carriles bicis metropolitanos dando prioridad a la conexión entre municipios limítrofes, estaciones de metro y cercanías.

Es básico que las administraciones locales del Área Metropolitana y la Junta de Andalucía elaboren un plan estratégico de movilidad en bicicleta para la Gran Sevilla que tenga en cuenta las necesidades de los miles de usuarios de este medio de transporte y que permita que en el medio plazo podamos disfrutar de una red de vías ciclistas metropolitanas que conecten los municipios de la Gran Sevilla entre sí y su eficaz intermodalidad con otros medios de transporte.

Semana Europea de la Movilidad 2011

En los próximos días, del 16 al 22 de Septiembre, la ciudad de Sevilla celebrará nuevamente la Semana Europea de la Movilidad, la décima edición de estas jornadas sobre la movilidad sostenible a la que acudirán más de 200 poblaciones y millones de ciudadanlogo movilidados. En esta ocasión, Sevillasemueve quiere unirse al evento con el objetivo de difundir los importantes pasos dados por el transporte público en Sevilla, así como reivindicar lo mucho que nos queda por hacer, tanto en inversión pública como en concienciación y educación.

Tras unos años en los que por fin se ha abierto a la ciudadanía el debate por el transporte público, nos encontramos en un impás gobernado por una crisis económica que amenaza con ser la excusa perfecta para truncar esta senda que no debe abandonarse nunca.

Durante esta semana, en Sevillasemueve analizaremos los medios de transporte existentes en la gran ciudad, con sus puntos positivos y sus puntos negativos, pero sobre todo reclamando a las autoridades competentes los proyectos pendientes de ejecutar, en ocasiones prometidos y pospuestos en un sinfín de ocasiones.

Tocaremos la bicicleta, el autobús, el metro y el cercanías, todo ello amparado bajo el paraguas del Consorcio Metropolitano de Transportes. Finalmente expondremos nuestra visión en dos temas concretos que afectan al transporte de la ciudad y sus visitantes.

Si le interesa la movilidad puede inscribirse a las Jornadas en http://www.ecomimesis.com/movilidad/ o debatir con nosotros via Twitter: @sevillasemueve

La revolución bicicletera

Revolución bicicleteraHemos asistido los sevillanos en primera persona a la revolución bicicletera llevada a cabo en Sevilla, y es que desde la implantación del servicio de alquiler de bicis públicas y la construcción de una red de carriles bici que se expande por casi toda la ciudad muchos sevillanos hemos cambiado a mejor ciertos hábitos de movilidad.

A pesar del gran éxito que están teniendo ambas infraestructuras y su apoyo por parte del Ayuntamiento, hemos de decir que también existen deficiencias en su ejecución. Por un lado tenemos la construcción de la red de carriles bici, una gran idea, ejecutada de forma mediocre, ya que existen algunos puntos negros, donde esa falta de planificación o diseño ha dejado el carril cojo, siendo muy mejorables algunos aspectos, tales como su superficie, muy peligrosa cuando esta mojada por lo resbaladizo del material utilizado o los cruces al mismo nivel con el peatón, que sin darse cuenta una veces, y otras voluntariamente invaden el carril bici con el consiguiente peligro tanto para ciclistas como para peatones.

Y es que en algunos tramos del carril bici, como el que llega a la Universidad Pablo Olavide, se han “olvidado” de poner algo de acera para esos peatones que circulan a veces por esa zona no les queda otra que invadirlo si no quieren ir por el campo, o la reducción que ha sufrido la acera en diferentes zonas, donde quizás lo correcto hubiera sido quitar ese espacio al coche.

Por otro lado tenemos a Sevici, un servicio similar al prestado en París, Lyon o Barcelona, con gran éxito en todas las ciudades, sin embargo, en Sevilla estamos en un punto de no retorno, ya que el sistema está a punto de hacer crack debido a la gran demanda de usuarios por las bicis, y ante esta situación desde sevillasemueve apoyamos la ampliación del servicio para que no lleguemos a la situación de tener que cortar abonados porque el sistema no es capaz de asimilar mas socios.

Esta vez, se peco de falta de previsión, ya que prácticamente ni los más optimistas con este asunto pensaban que podría llegarse a este nivel de popularidad del servicio, siendo el objetivo real para algunos la introducción de la bici en Sevilla pero con la idea futura de que la gente usara su propia bici y el sistema quedara como complemento a los autobuses o la Línea 1 de Metro.

Por desgracia, hoy día no ha sido así, ya que ante la falta de seguridad y el consecuente temor al robo de la bici propia muchos sevillanos optaron a lo contrario, dejar la bici en casa y usar Sevici, que está teniendo más importancia porque aun seguimos esperando la expansión del metro y la mejora del autobús.