Proyecto Carambolo: una apuesta ciudadana por el medio ambiente en el área metropolitana

Con motivo del Día del Medio Ambiente, desde sevillasemueve reivindicamos apoyo institucional para el Proyecto Carambolo, una iniciativa que la Asociación Sevilla Más Verde desarrolla desde 2013 para repoblar el Cerro del Carambolo, con el objetivo de que en un futuro se convierta en un bosque en el corazón del área metropolitana de Sevilla.

El cambio climático es un hecho, aunque muchos sectores de la sociedad se empeñen en negarlo o constantemente miren para otro lado. Afortunadamente son mayoría los que cada vez tienen mayor conciencia sobre este problema global, desarrollando acciones y políticas encaminadas a una mejor preservación del medio ambiente, con tantas tareas pendientes aún y en distintos frentes.

Árbol apadrinado por sevillasemueve

Árbol apadrinado por sevillasemueve

Las ciudades no son ajenas a esta situación, por eso cada vez se pone más el foco en esta materia, aunque la realidad sea muy distinta a las palabras. En el caso de Sevilla, por todos es sabido el problema endémico en nuestras zonas verdes. Falta de mantenimiento, sistemáticas podas salvajes del arbolado, la no reposición de ejemplares apeados, siembra de especies poco adecuadas a su entorno urbano, insuficiente conciencia ambiental en actuaciones urbanísticas… Nada de esto es nuevo y en nada de esto dejaremos de hacer hincapié desde sevillasemueve, pero en el Día Mundial del Medio Ambiente querríamos poner el foco en los espacios interurbanos de nuestra área metropolitana.

Más concretamente, queremos ahondar en el Proyecto Carambolo, que desde 2013 desarrolla la Asociación Sevilla Más Verde en el Cerro del Carambolo. Hace unos meses sevillasemueve pudo conocer de primera mano esta elogiable iniciativa, que pretende recuperar una ladera abandonada en el municipio de Camas, donde la proliferación de incendios y sobrepastoreo arrasa con la vegetación desde hace décadas. Esto, unido al total desentendimiento por parte de las administraciones públicas, ha hecho de este entorno una suerte de vertedero urbano, entre el propio núcleo de Camas y el barrio de Coca de la Piñera.

La naturaleza se abre paso en el Carambolo

La naturaleza se abre paso en el Carambolo

Desde que Sevilla Más Verde iniciara su Proyecto Carambolo, unos 1.800 árboles de especies autóctonas han sido plantados en esta ladera con el objetivo de que con el paso del tiempo este espacio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), por ser donde se encontró el Tesoro del Carambolo, pueda terminar por convertirse en un bosque interurbano.

Además de su valor histórico, el espacio aspira a ser un gran pulmón verde en la compleja comarca aljarafeña, donde la orografía de la cornisa la hace aún más sensible. Así, el Carambolo podría convertirse en una zona de esparcimiento en medio de un área muy poblada, con unas excepcionales vistas a Sevilla, con la Isla de la Cartuja y el valle del Guadalquivir en primer plano. Todo ello gracias a la iniciativa de la sociedad civil, encabezada por Sevilla Más Verde, pero que ha terminado sumando a otras asociaciones del entorno de este espacio, como es el caso de sevillasemueve.

Los pastos cubren la ladera del Carambolo

Los pastos cubren la ladera del Carambolo

Pero es imprescindible que la implicación de las administraciones lleguen donde la sociedad civil no puede llegar. Las generosas lluvias primaverales, además de favorecer el buen agarre y crecimiento de los árboles, ha hecho proliferar una gran cantidad de herbazal que necesita un inminente desbroce para evitar que los posibles incendios veraniegos tiren por tierra este gran proyecto.

Los pastos cubren la ladera del Carambolo

Los pastos cubren la ladera del Carambolo

Tras años de trabajo, tanto el Ayuntamiento de Camas como Emasesa Metropolitana (a quien pertenece el suelo) han terminado respondiendo en menor o mayor medida a las peticiones de ayuda de Sevilla Más Verde, pero es necesario que esta cooperación termine siendo habitual y proactiva, poniendo en valor el constante trabajo de la asociación y ayudando a visibilizarlo, y a que, en definitiva, la ciudadanía lo haga suyo.

Desde sevillasemueve no podemos más que alegrarnos de que esta iniciativa vaya calando, así como seguir prestando nuestro apoyo para que el paso de los años se traduzca en un entorno metropolitano más verde.