Metro de Sevilla: un modelo eficiente vs promesas y parches electorales (I)

Estamos en plena campaña para las elecciones municipales y nuestros políticos sevillanos están poniendo fácil que nos llevemos las manos a la cabeza. Asistimos, día tras día, a propuestas que parecen sacadas de una chistera, que prácticamente niegan cualquier planificación o trabajo anterior y que ponen difícil encontrar consensos, no ya con otras administraciones, sino entre la heterogeneidad del Pleno municipal que tendremos a partir del 26 de mayo.

Metro de Sevilla

Metro de Sevilla

Desde ‘sevillasemueve’ tenemos claro que el metro es la herramienta básica para la solución de la movilidad en Sevilla. Un metro con frecuencia y capacidad aseguradas, segregado, que permita eliminar coches en la ciudad central y dejar muchos de ellos aparcados en el resto del área metropolitana. Creemos que el metro, subterráneo, es la pieza esencial para, junto a otras medidas, pacificar la ronda histórica (y abrir un necesario debate sobre ella) o cerrar el centro definitivamente a no residentes. Por ello, nuestras propuestas siempre han ido en una línea realista para mejorar la red propuesta, sirva como ejemplo la de la unión de la línea de Sevilla Este con la actual Línea 1 a través de Santa Justa y el corazón comercial de Nervión.

Sigue leyendo

Un abono de transporte para moverse por todo el área metropolitana

Para participar en nuestro sondeo ciudadano entra y opina AQUÍ

Billete único: el primer paso hacia el abono de transporte

Billete único: el primer paso hacia el abono de transporte

 

Tras la inauguración de la primera (y todavía única) línea de Metro en Sevilla y las nuevas líneas de Cercanías a la Cartuja y al Aljarafe los sevillanos podíamos vislumbrar un horizonte con una política de transportes que tuviera la intermodalidad como piedra angular y el área metropolitana como unidad de medida, más aún sabiendo que desde años atrás ya funcionaba el Consorcio Metropolitano de Transportes, dependiente de la Junta de Andalucía.

Algunos pasos en positivo se han conseguido, pero tanto los resultados como la voluntad real de los responsables políticos dista mucho de las necesidades de un área de influencia que se aproxima al millón y medio de personas.

Así, se ha creado un billete único donde buses interurbanos, Metro y algunos transportes urbanos han quedado integrados, pero donde el servicio de Cercanías Renfe se mantiene al margen. La complejidad del sistema tarifario tampoco es la más adecuada, donde los trasbordos no son reales y los descuentos para incentivar su uso se ejecutan a mes pasado.

Dadas las circunstancias, la crisis no es buena compañera de viaje. En las últimas semanas hemos visto como el Consorcio Metropolitano de Transporte ha recortado frecuencias y servicios de refuerzo en numerosas líneas, especialmente en fines de semana. La oposición en el Parlamento de Andalucía, lejos de proponer mejoras, lleva incluso a optar por la disolución del Consorcio.

Sigue leyendo