Una demanda razonable para Atarazanas


En los próximos días los sevillanos podrán conocer el proyecto pergeñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra para la transformación en Centro Cultural del edificio de las Atarazanas. Mediante una exposición promovida por la Junta de Andalucía en el Colegio de Arquitectos de Sevilla, los ciudadanos conocerán las actuaciones en las que, en próximas fechas, consistirán las obras de recuperación del monumento.

Vista aérea de Atarazanas

Vista aérea de Atarazanas

Resulta sorprendente, por lo novedoso, esta exposición pública del proyecto, pero así lo exige el pleno del Ayuntamiento tras diferentes mociones presentadas por los grupos políticos de la oposición. Será una de las contadas ocasiones en las que se realiza una muestra pública de un proyecto arquitectónico por más que algunas voces tergiversen la realidad. Nunca se conocieron al detalle los proyectos de las obras previstas en la restauración del Salvador o las que se están acometiendo en Santa Catalina, pero nos parece muy saludable esta opción, por más que la decisión final deba estar en manos de expertos como en el caso que nos ocupa: un jurado que falló como mejor opción la redacción del proyecto por parte de Vázquez Consuegra y una Comisión Provincial de Patrimonio que otorgó el visto bueno a la propuesta presentada. Es decir, un proyecto arquitectónico que cuenta con todos los parabienes legales y que se ajusta escrupulosamente  a la legislación vigente.

Gracias a esta exposición pública se desmontarán clamorosas falsedades vertidas por diferentes profesionales como la irreversibilidad de la actuación prevista, alegando por ejemplo una nueva cimentación del edificio mediante pilotaje que en realidad consiste en los necesarios refuerzos de la estructura mediante cuatro micropilotes encepados que permitirán frenar el progresivo deterioro de los pilares que sustentan las naves. O  absurdas consideraciones como que la actuación consiste en la transformación de las Atarazanas en un centro comercial. ¿Algún centro artístico o cultural de primer orden mundial no dispone de una cafetería o una tienda de recuerdos?

Pero también gracias a ella conoceremos la escasa ambición de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En ‘sevillasemueve’ conocimos de mano del arquitecto el proyecto de ejecución, y también descubrimos que por un presupuesto limitado la recuperación no se podrá extender a la totalidad del edificio (dos de las cinco naves superiores no podrán ser remozadas), la cafetería no podrá probablemente ejecutarse y lo que nos parece más grave, la propuesta quizá más interesante como es excavar la zona final de la plaza cubierta, rescatando en esta zona la altura original de las naves y recuperando el paño de la muralla  almohade trasera donde se apoya el edificio, ni siquiera puede entrar en los planes previstos.

Es momento de que los dos principales actores de esta esperada obra (‘laCaixa’ y Junta de Andalucía) acuerden un suplemento presupuestario en orden a acometer la totalidad del proyecto no dejando en barbecho actuaciones que todos sabemos  que difícilmente en un futuro saldrían adelante. Después de más de treinta años esperando la apertura de un monumento de primer orden para la ciudad, nos resulta impensable que no se pueda ampliar un (exigüo) presupuesto de diez millones de euros en el porcentaje necesario para el éxito de los trabajos.

Confiamos, pero también exigimos, que las instituciones implicadas demuestren la necesaria amplitud de miras y la ambición suficiente para que la ciudad de Sevilla próximamente cuente con un “nuevo” centro cultural del que todos nos sintamos orgullosos.