sevillasemueve apoya las restricciones al tráfico en el centro y pide a Espadas “pasar a los hechos”

La asociación reclama desde hace años la vuelta del Plan Centro y aplaude el nuevo discurso del Gobierno municipal, más enfocado a la movilidad sostenible, a la espera de que se transforme en realidad frente a la “ruidosa resistencia al cambio” de distintos sectores que “no representan un sentir generalizado de la ciudad”.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha anunciado en los últimos días una inminente “transformación urbana de Sevilla” hacia una “ciudad de las personas 2.0”, enmarcado en lo que el Consistorio presenta como Plan Respira. Si bien por el momento se conocen pocos detalles de las intenciones municipales, más allá de lo expuesto con cuentagotas, la nueva apuesta del equipo de gobierno ha sido acogida con interés por la asociación sevillasemueve. “Los avances en movilidad sostenible son urgentes tras años de inacción en la materia por parte de gobiernos de uno y otro signo político”, señalan.

Plan Respira

Plan Respira

La principal medida que ha trascendido es la vuelta de las restricciones al tráfico en el centro, que tuvieron una vida efímera entre 2010 y 2011. “Está por ver en qué se concreta, pero es una buena noticia, ya que el casco histórico no está preparado para el coche y, a su vez, es el distrito de la ciudad que más movilidad produce”, apunta Manuel Fernández, presidente de sevillasemueve. La asociación aboga por la primacía del espacio al peatón en el centro, siendo aquel Plan Centro “una medida que nunca debió suprimirse y que consiguió un centro más paseable, seguro y amable”.

A su vez, la asociación expone que las medidas de retroceso del tráfico son “asumidas por la sociedad como una necesidad, tal como se ve en otras partes de Europa y del mundo, donde, además, son más ambiciosos que nosotros”. En concreto, en sevillasemueve se refieren a la última encuesta de movilidad de la ciudad, que pone de manifiesto que sólo el 13,9% de los viajes que llegan al centro se realizan en coche o moto, por un 40,7% del transporte público o un 39,3% a pie o bicicleta. “Al centro va poca gente en coche, las visiones catastrofistas no se sostienen”, indican, recalcando en que tener menos coches circulando en el centro “beneficia a la mayoría de población que acude a la zona” y, por tanto, a las actividades comerciales. De hecho, apuntan que “pensar que el dinero sólo se mueve en coche es un signo arcaico de vivir en otra época y estar fuera de la realidad”.

Modos de acceso al centro

Modos de acceso al centro

Satisfacción por la acogida de las propuestas

La evidencia de la gran cantidad de espacio destinada actualmente al coche frente al limitado espacio del resto de actores urbanos ha sido una tesis que ha avanzado tras el confinamiento en todo el mundo. Ello plantea una “oportunidad histórica para avanzar en meses lo que costaría años”, indican, cuestión que en abril ya fue reclamada al Consistorio por sevillasemueve y que ahora han empezado a ser atendidas por el Ayuntamiento con ejemplos como el de la Resolana. Ésta y otras ideas fueron recogidas en la batería de propuestas que sevillasemueve presentó con objeto de construir una mejor ciudad de cara a la desescalada de la crisis del coronavirus y que, si bien no fueron soluciones muy saludadas inicialmente, poco a poco se van asumiendo como válidas.

Frente a estas propuestas o el Plan Centro, muy a menudo se tildan de ideológicas y se exigen alternativas, pretendiendo dar un matiz peyorativo, sin propiciar un debate constructivo y propositivo, lo cual “evidencia que quien lo argumenta no considera la movilidad sostenible como alternativa y desoye a los numerosos técnicos de movilidad que reclaman medidas del estilo. O dicho de otra forma: sólo se pretende imponer la ‘ideología’ propia”.

“Está claro que una ciudad con menos coches es una ciudad mejor y más sostenible y, para lograrlo, necesitamos poner en primer plano el transporte público, ciclistas, peatones, niños o mayores sobre las necesidades del tráfico… No podemos quedarnos inmóviles esperando”, señalan desde la asociación. Ideas hay sobre la mesa y animan al Ayuntamiento a aplicarlas: aparcamientos disuasorios en intercambiadores de transporte público, billete único para el transporte público, aparcamientos subterráneos para residentes que liberen espacio de estacionamiento en la superficie, ampliación de carril bici, acerado y espacio verde…

A corto plazo, es clave para sevillasemueve la mejora de la red de bus urbano. Una red eficiente de plataformas reservadas por toda la ciudad, tal como planificó el PGOU en 2006, permitiría aumentar significativamente la velocidad de TUSSAM y el bus interurbano. “La mayoría son medidas que se pueden poner en marcha relativamente rápido y sin gran coste, a la espera de la red subterránea de metro que, a medio plazo, debe ser el gran revulsivo”, inciden desde la asociación, tanto para la movilidad metropolitana como para los grandes ejes de la ciudad. “Las obras de la Línea 3 del Metro debe resultar, también, en una Ronda Histórica mucho más amable que la actual”, reclaman.

La pelea por los grandes proyectos

En la línea opuesta se encuentra el proyecto de ampliación del tranvía promovido por el Ayuntamiento, desarrollado “sin planificación ni estudios de movilidad, manteniendo el excesivo espacio del coche y que en ocasiones coquetea con ser un sustituto a la Línea 2 de metro”, según sevillasemueve. La asociación ve contradictorio dicho proyecto con el nuevo objetivo de Espadas de “apostar valientemente por una ciudad más saludable en la que el vehículo vaya perdiendo espacio“, ante lo cual reclaman un “replanteamiento global del proyecto en el anunciado marco participativo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible”.

La asociación también plantea abordar en ese foro participativo los anunciados aparcamientos rotatorios en la corona del centro (Prado, Barqueta, Marqués de Paradas), valorando pormenorizadamente la necesidad de cada uno de ellos, así como la capacidad de las vías de acceso a éstos y de los recorridos peatonales más demandados por sus usuarios. Sevillasemueve apunta a los datos de la propia Delegación de Movilidad, que cifra en 5.700 las plazas de aparcamiento rotatorio en el centro y su entorno, alertando de que un posible sobredimensionamiento podría terminar provocando un efecto llamada hacia espacios donde se busca disminuir el tráfico rodado.

Los próximos meses, pues, se antojan bastante animados desde el punto de vista de la movilidad en la ciudad ante la nueva apuesta del Ayuntamiento. “Es una buena noticia el discurso más valiente y atento del alcalde”, responde Fernández, “pero queda lo más difícil: pasar a la acción y materializarlo”. Para ello, sevillasemueve reclama que la planificación, la transparencia y la participación, “que tanto se han echado de menos en este y el anterior mandato”, sean las bases para los nuevos avances en la ciudad. “De ser así pueden contar con nuestra colaboración, al tiempo que seguiremos reclamando otras necesidades troncales para la movilidad de la ciudad, como el metro subterráneo, tanto con el avance del proyecto de la Línea 3 como con el no abandono de la Línea 2, sobre el que desde sevillasemueve venimos alertando desde hace tiempo”.