Sevilla se despide del proyecto de Caixafórum Atarazanas

Caixaforum AtarazanasTal y como avanzó sevillasemueve la pasada semana, las trabas urbanísticas y los cambios de criterio en el seno del Ayuntamiento de Sevilla no suponían nada positivo para el proyecto de Caixafórum Atarazanas, la franquicia cultural de La Caixa. El paso del tiempo no es gratuito para la entidad financiera, que incluso recibió el ofrecimiento de la vecina ciudad de Málaga para trasladar allí el proyecto de Caixaforum.
De esta forma, los impedimentos surgidos en torno a la ansiada licencia de obras dejaban en stand-by el proyecto que el arquitecto sevillano Vázquez Consuegra diseñó para rehabilitar las Reales Atarazanas y poder abrirlas al público. Pasábamos de estar hablando del inminente inicio de las obras a la posibilidad de añadir Caixaforum a la lista de proyectos que Sevilla ha despreciado en los últimos tiempos.
Finalmente el paso no ha sido tan drástico, ya que, por ahora, podemos seguir diciendo que Sevilla tendrá un Caixaforum, pero parece que el proyecto cambiará el emblemático edificio del Arenal por el también emblemático, aunque en otro sentido, complejo Puerta Triana.

Sigue leyendo

Túmbala debe rectificar

Descargue el documento explicativo comparando los diferentes montajes realizados sobre la torre Cajasol y la explicación de los errores detectados. Enlace

En los últimos años, la barroca ciudad de Sevilla ha asistido a una controvertida dialéctica. El epicentro se sitúa en Puerta Triana, el extremo sur de la Isla de la Cartuja, que en próximas fechas cumplirá veinte años desde la apertura a la ciudad que supuso la Exposición Universal de 1992. El objeto de la discordia, un esbelto rascacielos de 178m de altura que algunos se afanan en oponer a la Giralda, el magno hito de la Sevilla clásica.

Otros, a los que no nos gusta oponer y sustituir cosas, sino sumarlas, hemos tratado de dar a conocer el proyecto, sus características, sus bondades, a sabiendas de que en Sevilla esto de estar a favor de algo no es una postura demasiado habitual. ¿Habrá despertado la ciudad? No estamos seguros de ello, pero desde luego decidimos no quedarnos mirando ante los engaños y manipulaciones que desde 2009 se estaban vertiendo sobre la opinión pública.

Como una imagen vale más que mil palabras, no nos limitamos a hablar y escribir, sino también a corregir los errores garrafales sobre la Torre Cajasol que algunas voces autorizadas plasmaban en algunos fotomontajes y recreaciones. Los errores, intencionados o no, mostraban un proyecto totalmente desproporcionado e irreal en volumen y en altura, realizados, insistimos, por grandes y reconocidos profesionales en su campo.

A juzgar por el subsiguiente contraataque, las correcciones realizadas desde sevillasemueve parecieron no sentar bien. Nuevamente, la artillería trató de cargar, sin éxito, contra los cimientos de la Torre y contra una sociedad que empezaba a conocer las interesadas manipulaciones que llevaban años exponiéndose, un escenario que dejaba a las cabezas visibles del movimiento “anti” en no muy bien lugar.

Como el tiempo pone a todos en su sitio, hoy queremos mostrar, nuevamente de forma gráfica, las realidades del proyecto. La avanzada fase de construcción permite verificar lo que unos y otros han escrito y dibujado. Ahora es cuando podemos ver negro sobre blanco quién mentía y quién no. Ahora es cuando corresponde rectificar y disculparse ante la sociedad por el engaño que se estaba llevando a cabo.

Que cada palo aguante su vela. Ellos sabrán quienes son.

Torre Pelli: un proyecto legal y positivo.

TorreCajasolRenderEsta ciudad siempre se ha caracterizado por su generalizada apatía ante cualquier aspecto que afectase a los ciudadanos. Además, ha sido habitual que frente a cualquier avance o progreso, unas pocas voces pseudoautorizadas hayan decidido a puerta cerrada su devenir. Tras décadas de silencios por parte de los ciudadanos y gritos de unos pocos con posibilidades para hacerse oír y sobre todo, poder para decidir, nació una asociación como sevillasemueve a la que le preocupa y ocupa el progreso de Sevilla y un futuro esperanzador para todos sus habitantes aportando puntos de vista distintos y válidos para construir un futuro común. Siempre desde el amor a la ciudad pero también desde la objetividad.

En esta tesitura nos desayunamos con la posibilidad de que la mayor inversión privada de la ciudad se puede ir al traste tan solo porque unas pocas personas con influencia han decidido que Sevilla no merece progresar. Es indudable que después de varios años trabajando por nuestra ciudad, nos invada una sensación de impotencia ante la posibilidad de que el proyecto que con tanto amor ha realizado César Pelli para nosotros, pueda verse paralizado o peor, desvirtuado. Estamos ante un proyecto de gran valor que conjuga la horizontalidad de los edificios podio con la verticalidad de la torre en una armoniosa belleza que bajo ningún concepto debe ser decapitada.

Cuando el comité de la UNESCO, allá por julio de 2010 en su reunión anual de Brasilia, dijo respecto de la Torre Cajasol que NO había afección a nuestros tres monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad, entendimos que toda esta vorágine de declaraciones llegaba a su fin. No cabe duda de que estábamos muy equivocados. Dos años después vemos con tristeza que se insiste en despreciar a esta ciudad milenaria y a negarle lo que nunca se ha producido en el mundo con ninguna otra: su avance. Tanto Internet como las redes sociales están dando buena cuenta de que tanto aquí, con una mayoría de ciudadanos favorables al proyecto, como fuera de aquí, con miles de personas dispuestas a volver a una nueva Sevilla que sabe conjugar su historia y patrimonio con una nueva arquitectura contemporánea, no puede haber tanta gente equivocada.

Mirando hacia atrás, es inevitable ver como mentira sobre mentira desde diferentes plataformas se han ido creando falsas razones para que no se construya este bello proyecto. Por otra parte Icomos España se ha caracterizado por la elaboración de informes sesgados y llenos de subjetividad. Y claro, a partir de aquí, es la indignación la que inevitablemente aparece. Cuando se presupone seriedad en un organismo de la talla de la Unesco que ya expresó su posición hace dos años, cuando se espera de nuestros responsables públicos encabezados por el Alcalde un mínimo de coherencia para con la ciudad y el pensamiento mayoritario de sus ciudadanos con un apoyo y defensa explícitos de esta actuación, y cuando por el bien de Sevilla todos esperamos un alto grado de seguridad jurídica y urbanística, todo parece venirse abajo.

Sevilla siempre vencerá, no cabe duda. Pero una vez que despertaba de su letargo de siglos, una vez que comenzaba a hacerse un nombre no solo por su milenario patrimonio, que también, sino por su nueva imagen contemporánea, vemos que la ficha con la que jugábamos vuelve a la casilla de salida. Mañana será otro día en el que esperamos que todo vuelva a encauzarse hacia la mejor situación para Sevilla que sin duda es la culminación de la Torre Cajasol, pero hoy solo podemos y debemos darle a la ciudad nuestro más sincero pésame por todo lo que está soportando.

sevillasemueve dirige una Carta abierta a la UNESCO al respecto de la torre de Pelli

Junto a este artículo puede encontrar la Carta Abierta enviada a la Unesco, tanto en inglés como en español, así como el Apéndice anexo.

La asociación sevillasemueve, plataforma ciudadana activa en temas de interés en Sevilla, tiene como fin contribuir a la transformación de la ciudad en una urbe moderna y dinámica, donde sea cotidiano que los nuevos hitos e infraestructuras (urbanas, culturales, empresariales…) creen nuevas oportunidades de bienestar, de accesibilidad y de calidad de vida para ciudadanos y visitantes, y donde estos hitos e infraestructuras, lejos de verse como enemigos de la esencia de la ciudad, coexistan de forma armónica y sinérgica con la rica herencia de su patrimonio histórico.

Entre los días 6 y 9 de este mes de noviembre se ha producido la visita de la delegación de la UNESCO a la ciudad para estudiar sobre el terreno el posible impacto de la Torre Pelli sobre los monumentos Patrimonio de la Humanidad de Sevilla. Pues bien, para nuestra sorpresa y tras ser recibidos por las instituciones estatal, autonómica y municipal implicadas, así como por los promotores y técnicos de este proyecto, los responsables mantuvieron un encuentro con entidades ciudadanas contrarias al edificio, sin que en ningún momento se le diese voz a nuestra asociación y por ende, a los miles de ciudadanos que apoyamos la construcción de este complejo en la Isla de la Cartuja.

Por todo ello, nos hemos visto en la obligación de remitir una carta abierta a la UNESCO, que cualquier lector que lo desee puede consultar en nuestra web y en la que se detallan los argumentos ciudadanos en contra de las tesis mantenidas por la plataforma Túmbala y demás opositores, demostrando con hechos la no existencia de afección a los bienes Patrimonio Mundial, y denunciando además las continuas tergiversaciones de la realidad que se han venido sucediendo por parte de las organizaciones anteriormente citadas.

En esta carta gracias a un relato exhaustivo de la situación y a la incorporación de un anexo con diversas imágenes, entendemos que la organización internacional conseguirá una visión objetiva de este asunto. Además, se explica en cuatro puntos cómo existe un apoyo mayoritario de los ciudadanos al proyecto, la nula afección de éste a los bienes protegidos, las soluciones de infraestructuras ya previstas en el planeamiento de la ciudad para resolver los problemas que pudiesen surgir y que son independientes de la construcción en altura o no en la zona, y por último, nuestra confianza en la profesionalidad y absoluta objetividad con la que estamos convencidos que será tratado este tema por los responsables de la UNESCO.

Por todo lo anteriormente expuesto y dado el volumen de apoyos que continuamos recibiendo en Twitter, Facebook, en diversas encuestas y en iniciativas como http://actuable.es/peticiones/si-la-torre-cajasol, confiamos en que la decisión final será satisfactoria tanto para Sevilla como para la mayoría de sus ciudadanos, y a su vez prestigiará a la UNESCO pues habrá sabido valorar exclusivamente los aspectos de su competencia, sin entrar en otro tipo de cuestionamientos políticos o sociales, que deben ser ajenos a esta decisión.

Post-concentraciones en apoyo a la Torre: Sí, Sevilla se mueve

Si hay algo que haya quedado patente esta semana que hoy acaba, que tan intensa ha sido para nosotros, es que no nos equivocamos al escoger el nombre de la asociación. Efectivamente, Sevilla se mueve, y por una vez no lo hace aferrada a la bandera del no, sino a la del sí; no lo hace para quejarse o para cerrarse en banda, sino para defender sin complejos, le pese a quien le pese, algo que nos gusta.

Concentraciones Pelli 1

Gracias a todas esas personas que asistieron a nuestras concentraciones, que se interesaron por nosotros y nuestro mensaje, que leyeron los escritos que les repartimos. Gracias a todos los que han apoyado nuestro manifiesto (ya andamos por el medio centenar, y subiendo día a día), a los Amigos de la Asociación, a los que nos siguen en Facebook y en Tuenti, a los foreros de Sevilla21 y, en general, a todos los que han tenido palabras de apoyo y de ánimo para nosotros.

Concentraciones Pelli 3

Más fotos en Sevilla21: 1 | 2 | 3

También estamos felices por la cobertura mediática que hemos tenido, y agradecemos a los medios la atención que han prestado a nuestros movimientos. Es un soplo de aire fresco ver, en negro sobre blanco, que la voz de los anti no es la única que hay en Sevilla. Además de la gran cobertura que nos han dado los medios locales, llegamos hasta todos los rincones de España gracias al programa España Directo de RNE.

Tenemos ante nosotros multitud de retos todavía pendientes, grandes y pequeños: esto no ha hecho más que empezar, y sabemos que el camino será largo y duro. Pero toda la ilusión que hemos recogido estos días no hace sino redoblar nuestras fuerzas para el futuro. Ahora, más que nunca, tenemos claro que somos necesarios y que, ojalá, serviremos para ser la voz de una buena parte de Sevilla que permanecía a la sombra.

Por todos ellos, por todos nosotros, sólo una palabra: Gracias.

Concentraciones Pelli 2

La canción del verano

Torre Pelli - vista generalÚltimamente tengo un problema: cada día que pasa me parece todavía más que soy algún tipo de bicho raro, un extraño peligroso del que desconfiar y al que mirar de reojo por la calle. Me desayuno, matemáticamente, con alguna noticia en la que me cae un palito: por desmovilizado, por inculto, por imprudente, por soberbio, por cateto y por demás cosas que es mejor no nombrar. Y oye, mira que uno es sufrido, pero al final se acaba cansando.

Confieso, señor juez, mi horrible crimen: me gusta la torre de Pelli en Puerta Triana, igual que me gustan la biblioteca del Prado, los parasoles de la Encarnación o la idea de una Tablada verde. E igual que me gustan, confieso también, el parque de María Luisa, irme de tapas por el Arenal o pasearme por el Alcázar. Pensaba yo que ambas cosas eran compatibles, pero parece que los que reparten el carnet de sevillano no están por la labor y que la única Sevilla “de verdad” es la del albero, las cofradías y los toros en la Maestranza. Tener un pie en cada sitio es imposible, y estar al otro lado es ya directamente sacrílego.

El ruido de fondo del machacón —y oxidado— himno del “se están cargando Sevilla” no es ninguna novedad. Y en esta ocasión lo ignoraría, como de costumbre, si no fuera porque amenaza con convertirse en la canción urbanística del verano y con alcanzar el número uno —en este karaoke de la Sevilla eterna— coincidiendo con la reunión de la UNESCO de final de mes.

No voy a negar que los cantantes de turno son gente respetable, cultas y reputadas personalidades de la cultura; igual que tampoco ellos negarán que se encadenarían gustosos a lo primero que pillasen, al mejor estilo Tita Cervera, si así consiguiesen parar la torre de Cajasol. Hasta ahí todo es respetable y hasta simpático: el debate siempre enriquece y es necesario, sobre todo si la opinión viene de voces más o menos autorizadas. Lo que no resulta tan simpático es que esas voces autorizadas pasen de opinar a sentar cátedra.

Ya perdieron gran parte de su gracia con aquel informe que se redactó en contra de la torre, ese que hacía gala, en sus recomendaciones a la UNESCO, de mucho vitriolo pero de muy poquita chicha. Y si poca gracia les quedaba, para mi gusto han acabado de dilapidarla con el estribillo de la canción: que la sociedad civil sevillana se ha levantado unánime en armas contra los bárbaros opresores, para preservar los “verdaderos valores” de la ciudad. Para redondear, el subidón viene cuando, entusiasmados por el directo, pasan a vocear que absolutamente todos estamos de acuerdo en que no se va a hacer la torre, follow the leader, leader, leader. En fin, consignas rotundas y pachangueras con las que menear el cu-cu en el chiringuito, pero carentes de la menor sustancia o apoyo en la realidad.

Supongo que a esa “sociedad civil” de la que hablan se le abrirán las carnes al constatar, encuesta sí y encuesta también, que el rechazo al proyecto de Puerta Triana es bastante menor de lo que sueñan. O cuando el ex director del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO Georges Zoauin, que algo sabrá de esto, dice que la torre tendrá un impacto positivo sobre la ciudad. O cuando ven a la gente llenar a reventar las plazas peatonalizadas del centro, o cuando vean Prado o Encarnación tomados por universitarios, por familias, por placeros, por paseantes, por turistas: por sevillanos. En definitiva, cuando vean que esa unanimidad de la que presumen no sólo no es tal, sino que es más bien una cuestión de mayorías silenciosas frente a minorías, eso sí, con potentes altavoces mediáticos.

Yo, de momento, he decidido que me borro. Apúntenme en la sociedad incivil. En la sociedad que cree que en Sevilla cabe de todo, la que quiere parecerse a esa ciudad espléndida que alguna vez fuimos y cuya semilla todavía conservamos. Soy un incivil que trata de aprender de lo que el pasado me enseña, y el pasado de Sevilla deja claro que la grandeza de nuestra ciudad está en su capacidad de reinventarse, de asumir nuevos retos y de superarlos contra viento y marea. No por manido es menos cierto el argumento de que una mentalidad tan ultraprotectora no hubiera alumbrado a la Giralda o a la Catedral. Ni, yo añado, a ninguna de las dos Expos, a una Avenida de la Constitución peatonal o a la apertura por fin del Metro. Alguno pensará que eso me hace menos sevillano, menos puro o menos digno, pero eso ya no es problema mío. Cada uno tiene derecho a vivir Sevilla como quiere, y yo, y muchos más, la seguiremos viviendo a nuestra manera: a esa manera que no le tiene miedo al futuro.

Puerto Triana, sí

Torre PelliRecientemente, ICOMOS ha emitido un informe acerca del impacto que, en su opinión, tendrá sobre los tres bienes Patrimonio de la Humanidad de Sevilla (Alcázar, Catedral-Giralda y Archivo de Indias) la construcción de la torre de César Pelli que se alzará en Puerto Triana y se convertirá en la nueva sede de Cajasol. Dicho informe es muy negativo acerca de la torre, hasta el punto de que propone a la UNESCO incluir a los tres bienes dentro de la lista de Patrimonio en Peligro si no se retira el proyecto de construcción.

Como no podía ser de otra forma, en sevillasemueve respetamos profundamente la labor de ICOMOS y, en particular, la trayectoria del profesor Víctor Fernández Salinas, su mayor exponente en Sevilla. Sin embargo, a la vista del citado informe, no podemos menos que hacer varias consideraciones al respecto.

  • Llama poderosamente la atención que lo que debería ser el núcleo del informe, un estudio de la afección directa de la torre para con los tres bienes protegidos, ocupa una parte muy escasa del mismo. Las argumentaciones al respecto, además, son aparentemente poco sólidas, con justificaciones que son discutibles en unos casos, falsas en otros (como la hipotética afección a la Galería del Grutesco del Alcázar) o directamente no están en el informe (como la supuesta influencia de la torre sobre el Archivo de Indias, que se afirma que existe pero no está justificada en ningún lugar).
  • Para inscribir un bien en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro, el criterio básico es que se amenace o menoscabe alguna de las condiciones que llevaron a incluir a esos bienes en la lista de Patrimonio Mundial. Es revelador, pues, que en ninguna parte del informe se haga la menor referencia a la afección que pueda tener la torre sobre los cuatro criterios que llevaron a la inscripción de nuestros tres bienes protegidos en la lista de Patrimonio Mundial, básicamente porque dicha afección no existe.
  • Creemos, en buena lógica, que los dos aspectos que se detallan en los puntos anteriores deben ser los que tengan un peso decisivo a la hora de determinar si los bienes están realmente en peligro por la construcción de la torre o no. Dada la anecdótica importancia que a ellos se les da en el informe, consideramos que la recomendación de ICOMOS de incluir a los bienes en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro dista mucho de estar lo suficientemente argumentada, siendo exagerada, injusta y difícilmente comprensible.
  • Obviamente, ya que no se ocupa de los puntos arriba citados, cabría valorar en qué se invierte el grueso del informe. Tienen en él un peso abrumador ciertas consideraciones paisajísticas y urbanísticas, como mínimo opinables, que parecen entender la ciudad de Sevilla como una especie de diorama cuyo único objetivo es servir de marco para los tres bienes protegidos. Si bien, obviamente, éstos y su entorno merecen la más celosa de las protecciones, resulta un tanto ridículo que se llegue a extremos como afirmar que el final de la Ronda Intermedia de Triana pertenece al casco histórico de la ciudad, o considerarse más legitimados para elegir el modelo de ciudad o la ordenación del tráfico en la misma que los representantes escogidos democráticamente por el pueblo.
  • Entendemos, pues, que el objetivo último del informe no es sino imponer un modelo de ciudad que desde ICOMOS se ha escogido arbitrariamente como el único correcto, usando la hipotética afección a los bienes protegidos como excusa para ello. Los expertos de ICOMOS tienen todo el derecho a exponer y promover sus opiniones urbanísticas, que nos merecen todo el respeto; pero usar como rehén el patrimonio de la ciudad para obligar a todos los ciudadanos a adoptarlas es del todo punto intolerable.
  • A ese respecto, cabe destacar que la pretendida unidad de opinión en contra de la torre que se dibuja en el informe es completamente irreal, tal y como se comprueba observando la nula representatividad de las entidades consultadas para ello, o acudiendo a las hemerotecas para observar la clara divergencia entre lo que se afirma del candidato de la oposición en la ciudad y lo que éste ha afirmado repetidas veces en público.
  • Entendemos que la ubicación de la torre en Puerto Triana es perfectamente compatible con el patrimonio monumental de la ciudad, ya que ni afecta visualmente a ninguna de las estampas tradicionales de la ciudad, ni mucho menos atenta contra las vistas de los tres bienes protegidos de las que actualmente disfrutamos. Al contrario, vendrá a sumar, nunca a restar, al patrimonio de la ciudad.
  • Finalmente, deseamos apuntar que considerar que la construcción de un rascacielos en la Cartuja va a eclipsar a la Giralda es un desprecio a la importancia de ésta, que siempre ha sido y seguirá siendo el monumento más representativo e icónico de Sevilla.

Desde sevillasemueve animamos a los responsables de Puerto Triana a que sigan adelante con el proyecto, y abordaremos en breve la tarea de hacer un análisis crítico del informe de ICOMOS que poner a disposición del público y elevar a las autoridades pertinentes.